> Prevención

Comer despacio y masticar bien ayuda a no engordar
y a la buena salud

El viejo hábito de educar a los niños con “comé despacio” y “masticá bien” es una excelente idea de salud y una opción para evitar el sobrepeso.

Un equipo de médicos de Grecia encontró varios motivos por los que se explica que comer rápido se asocia a comer “de más” y, por extensión, colabora con la obesidad.

El Dr. Alberto Cormillot predica desde hace muchos años el “comer despacio” y “masticar bien” y ello quedó impreso en algunas de las antiguas ediciones de esta revista.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) asegura que habrá 700 millones de adultos obesos y cerca de 2.300 millones con sobrepeso para el año 2015.

Los kilos de más no son una simple cuestión de estética, ya que también afectan la autoestima de las personas y aumentan mucho el riesgo de desarrollar enfermedades como la diabetes tipo 2, los problemas cardiovasculares, artrosis y distintos tipos de cáncer. O sea que la obesidad disminuye marcadamente la calidad y la expectativa de vida.

Los investigadores grecos comentaron que ciertas hormonas intestinales se liberan durante las comidas para generar la sensación de saciedad en el cerebro. El objetivo de su estudio fue averiguar si la velocidad de la alimentación afecta la producción de estas hormonas. Todos los voluntarios comieron 300 mililitros de helado a distintas velocidades. Posteriormente, se midió siete veces, a intervalos de 30 minutos, su nivel de glucosa, insulina, lípidos y hormonas intestinales en sangre. Aquellos que comieron su helado despacio tenían mayores niveles de hormonas intestinales y se sentían más satisfechos. Los investigadores concluyeron que comer demasiado rápido disminuye la liberación de estas hormonas; como consecuencia, la sensación de saciedad tarda en llegar, las personas comen más y como consecuencia suelen engordar.

 

Felices Fiestas y ¡hasta marzo próximo!

Un año más termina y les recordamos a nuestros lectores que esta revista nunca se publicó en los meses de enero y febrero, por lo que nuestro próximo reencuentro será alrededor del 10 de marzo de 2011.

Les deseamos muy felices fiestas y que el nuevo año les resulte próspero, con buena salud y felicidad. Nuestros anunciantes y colaboradores también se suman a este deseo.

En estas Fiestas seamos prudentes con las comidas y bebidas

Aprovechamos este afectuoso saludo sugiriendo que incorporemos a nuestro hábito alimentario, ya desde estos festejos, los consejos de comer despacio y masticar bien vertidos en la nota anterior. Y no exagerar con la cantidad de comida y brindis!

¡Felices Fiestas! para lectores, colaboradores, canillitas y ¡próspero Año Nuevo!