11 pasos hacia un peso sano

        por:  Dieta Club Devoto (Dr. Cormillot)

A continuación encontrará las principales características de un tratamiento exitoso para adelgazar. Léalas y marque con una “X” aquellas que pondrá en práctica a partir de ahora; y con un tilde aprobatorio.   A continuación transcriba su compromiso.

1) Beba abundante líquido: incluir 2 y 3 litros diarios genera un gasto calórico de 30 calorías por día, aproximadamente. Recuerde que incluye las bebidas, las infusiones y el que se encuentra en frutas, hortalizas, sopas y caldos, entre otros. El té verde tiene un efecto que favorecería el descenso de peso. La clave es tomar 4 tazas por día.

2) Anticípese a las situaciones de riesgo: Planificar y decidir cómo manejar situaciones especiales tales como comidas afuera, cumpleaños, reuniones sociales, extensas jornadas de trabajo, días al aire libre.

3) Jerarquice la compra de alimentos clave: Nunca deben faltar caldos y sopas Light en la alacena, vegetales y líquidos sin azúcar en la heladera ni caramelos ácidos, chicles y pastillas sin azúcar en la cartera o billetera.

4) Actívese físicamente: Ningún programa de adelgazamiento será completo sin movimiento, ya que la actividad física es necesaria no sólo para el descenso, sino también para mantener los logros. Existe una alternativa placentera y adecuada para cada uno. Descubra cuál es la suya, póngase en marcha y disfrute de una vida más activa.

5) Registre las comidas: Hacerlo le permite no sólo observar la calidad y cantidad de sus comidas sino identificar y cambiar ciertos hábitos que pudieran dificultar el descenso de peso.

6) Distribuya las comidas del día: hacer 6 comidas diarias (desayuno, colación, almuerzo, colación, merienda y cena), separadas por 1 hora y media como mínimo y 3 como máximo entre sí, resulta indispensable para llegar con menos hambre a las comidas principales, evitar grandes variaciones en los niveles de azúcar e insulina en sangre que favorecen el depósito de grasas en el organismo y aumentar la sensación de saciedad.

7) Empiece el día desayunando. Es otra de las comidas principales e importantes porque aporta la energía vital para comenzar la jornada en forma óptica y activa el metabolismo después de las horas de ayuno nocturno (mientras duerme).

8) Prefiera porciones chicas: Disminuir el tamaño de las porciones permite ejercer la moderación, herramienta clave para comer de todo sin aumentar de peso. Para lograrlo puede cambiar por un plato más chico para las comidas principales y, antes de servirse una nueva porción, pensar por un minuto si realmente sigue teniendo hambre.

9) Evite los excesos de grasa y alcohol: Elegir productos descremados y disminuir el consumo de grasa cocinando los alimentos al horno, parrilla, vapor o hervido, o utilizar recipientes antiadherentes o rocío vegetal al saltear o rehogar los alimentos. En cuanto al alcohol, aporta calorías vacías, sin valor nutritivo. Por eso, si desea este tipo de bebidas, la clave está en hacerlo con moderación: 1 copa para la mujer, y 2 para el hombre, por día.

10) Siéntese para comer: No coma parado o mientras hace otra cosa como leer o mirar televisión. De esta manera podrá ser más consciente de lo que está comiendo. Si come únicamente en la mesa, estará creando un hábito saludable.

11) Objetivos claros, concretos, posibles y escritos son indispensables para poder evaluar sus progresos semanalmente. De esta manera podrá ver sus logros y aumentará su compromiso y motivación.

Me comprometo a seguir... (anote en un papel las claves que pone en práctica a diario. Por ejemplo: Bebiendo 2 litros de líquido por día).

Me comprometo a empezar a...

Anote las claves que incorporará a su vida cotidiana. Para hacerlo tiene que ser preciso; por ejemplo: Activarme físicamente. Caminaré 30 minutos los días lunes, miércoles y viernes, de 18 a 18:30 en la plaza de mi barrio).

IDEA: Saque fotocopia a este texto y anotaciones y póngales fecha y guárdelas. Vuelva a revisarlas dentro de un mes para chequear sus logros.