Se recomienda lavar las Latas de alimentos antes de abrirlas

Un domingo una mujer compró unas latas de gaseosa “X” y las puso en la heladera para luego beberlas. El miércoles la llevaron de emergencia al hospital, donde la ingresaron directamente a Terapia Intensiva, pues ese mismo día falleció. La autopsia reveló que ella murió de Leptospirosis.

Averiguando la causa de su muerte, comprobaron que ella bebió la gaseosa de la lata sin usar un vaso, y la lata estaba infectada por la orina seca de rata. Contrajo la grave enfermedad de la Leptospirosis.

La orina de rata contiene sustancias mortales y tóxicas, hecho que muchas personas desconocen.

Es recomendable lavar la parte superior de las latas antes de abrirlas y consumirlas.

Resulta que las latas siempre están almacenadas en depósitos y expuestas a los roedores, para luego ser transportadas sin adecuada protección. Un estudio reciente muestra que las partres superiores de las latas, en ocasiones están más contaminadas que un baño público... llenas de bacterias y gérmenes.

Cada vez que adquiera algún producto en lata como gaseosa, cerveza, atún leche condensada, conservas, etc...

Lave la parte superior de la lata antes de abrirla. ¡Más vale prevenir que lamentar!!

LEPTOSPIROSIS es una infección grave y contagiosa, causada por varias especies del género LEPTOSPIRA, un microorganismo con forma de espiral (espiroqueta)

La Leptospirosis es una enfermedad causada por exposición a esta bacteria que se puede encontrar en los climas más cálidos, en las aguas dulces que han sido contaminadas por la orina de los animales.

Período de incubación: de 2 a 26 días (con el promedio en 10 días). Inicio súbito de fiebre, mialgia y dolor de cabeza (en 75 a 100% de los pacientes), náuseas, vómitos y diarrea (50% de los casos), y tos seca (25 a 35% de los casos).

Otros síntomas, menos comunes, incluyen dolor en las articulaciones, en los huesos, en garganta y en abdomen; también, conjuntivitis.

Entre el 7% y el 40% de los pacientes pueden presentar sensibilidad muscular, y agrandamiento del hígado, del bazo o de los ganglios linfáticos, dolor de garganta, rigidez muscular, sonidos anormales en los pulmones o erupción cutánea.

Se pueden administrar penicilinas, tetraciclinas, claramfenicol y eritromicina para tratar el cuadro de Leptospirosis. En los casos complicados es necesario brindar cuidado de apoyo.

El pronóstico es generalmente bueno, aunque los casos complicados que no se tratan oportunamente sí pueden ocasionar la muerte.

Como siempre, insistimos en que es mejor PREVENIR que lamentar.