Nuestra aliada: la Voluntad

        por la  Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga

La vida es un camino con altos y bajos, con flores y espinas, que siempre nos conduce a algún lugar. A veces es el lugar soñado, pero otras es el lugar equivocado.

Disfrutemos del lugar soñado pero no desfallezcamos en el equivocado.

Para superar las frustraciones en las distintas circunstancias de la vida (estudio, trabajo, afectos) está la voluntad.

¿Qué es la voluntad?

Es la capacidad de hacer algo sin esperar la recompensa inmediata. Es un camino lento pero seguro. Es la convicción de proponerse vencer haciendo lo que es mejor para nosotros, aunque no sea lo que más nos guste.

El orden y la constancia ayudan a la voluntad, así como la apatía, el mínimo esfuerzo y la falta de objetivos son sus obstáculos.

En el día a día surgen frustraciones en los distintos ámbitos en los que nos movemos y, si no tenemos voluntad, no podemos superarlas.

La voluntad nos ayuda a tener una actitud positiva y segura para vencer y crecer ante las dificultades. Es indispensable a cualquier edad porque da la fortaleza necesaria para cambiar el rumbo y empezar de nuevo.

Todo es cuestión de aprendizaje y de práctica. Es así que hablamos de los perdedores que se convirtieron en ganadores porque pudieron cambiar el rumbo gracias a su voluntad.

Su ejercicio requiere paciencia y convencimiento, y un fuerte deseo de sortear los obstáculos para encontrar el camino que lleve a la meta deseada.

Los estados de ánimo también se modifican gracias a la voluntad, pues no olvidemos que cuando va acompañada de apoyo terapéutico ayuda a vencer la depresión.