Cuidado con la bacteria Escherichia Coli

Un microorganismo acaba de provocar varias muertes en Alemania por una epidemia de Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) por el consumo de brotes de soja; ese microorganismo es la Escherichia coli.

En nuestro país, la carne picada y los chacinados insuficientemente cocidos son por ahora los principales vehículos de esta bacteria, responsable de unos 500 casos anuales de esa peligrosa infección digestiva en menores de 5 años, capaz de producir una insuficiencia renal aguda.

Para prevenir:

> Consumir alimentos, en especial las carnes, bien cocidas y que no desprendan jugos.

> Lavarse las manos con agua y jabón después de ir al baño, y antes, durante y después de manipular los alimentos.

> Separar los alimentos crudos (en especial las carnes) de los cocidos para evitar la contaminación cruzada.

> No utilizar la tabla y cuchillo con el que se cortó carne cruda para trabajar con otros alimentos; antes de volver a utilizarlos se debe lavar estos elementos, desinfectándolos adecuadamente (con lavandina).

> Beber agua potable y consumir leche y derivados pasteurizados.

> Respetar la cadena de frío de los alimentos perecederos.

> No bañarse en aguas contaminadas; usar piletas habilitadas.