Trastornos de aprendizaje

    por la  Lic. Mónica Cersósimo  -  Psicóloga (M.N. 16566)

Se llama trastorno de aprendizaje el impedimento que tiene el niño para realizar de manera adecuada las distintas actividades académicas en las diferentes áreas y obtener un rendimiento escolar acorde a lo esperado.

Es uno de los motivos de consulta más frecuente, y el que genera estrés tanto en ellos como en sus padres.

No se deben confundir los trastornos específicos del aprendizaje con los trastornos generalizados del desarrollo.

Los trastornos del aprendizaje se refieren a problemas o dificultades en áreas específicas como lectura, escritura, matemáticas, etcétera, sin que el niño presente dificultades serias en otros aspectos.

En cambio, los trastornos generalizados pueden ser severos y afectar las distintas áreas del desarrollo infantil, tales como el área conductual, el comunicativo, el cognitivo y el social.

Las dificultades o trastornos de aprendizaje se manifiestan en el ámbito escolar, porque es allí donde muestran su máxima expresión.

Para un adecuado diagnóstico y abordaje de los mismos, éstos deben ser considerados tanto en el contexto escolar como en el familiar y en el socio-cultural.

Cada niño tiene su “propia inteligencia” y, si bien hay que consultar a los profesionales para tratar cada caso en particular, es importante tratar los déficits y potenciar las habilidades.

Por ejemplo, un niño puede tener ciertos problemas en cálculos matemáticos, pero destacarse en lengua u otras asignaturas. Por lo tanto, lo que se debe hacer es reforzar las que presentan dificultad, y maximizar las que se encuentran fuertes.

Las dificultades, como su nombre lo indica, son dificultades, lo que no implica que el niño tenga problemas para aprender en otros ámbitos.