Diabetes del adulto

          por la Dra. Ángela Beatriz Olmedo - Médica homeopática

La diabetes del adulto es una enfermedad crónica que se caracteriza por aumento de la glucemia (azúcar) en sangre, ya sea porque el páncreas no produce suficiente cantidad de insulina, porque hay resistencia a la acción de la insulina en los músculos, las células grasas, las células hepáticas, etc., o por ambas situaciones.

La insulina es una hormona producida por el páncreas que tiene por función convertir la glucosa en energía en el cuerpo; si los niveles de glucosa no se controlan, se deterioran funciones del organismo como la visión, los riñones y el sistema cardiovascular, entre otros.

En las últimas décadas se ha visto un incremento paulatino de personas que padecen diabetes del adulto, uno de los factores es el estilo de vida actual, donde abundan las comidas altas en calorías, la poca actividad física.

Los factores predisponentes para desarrollar diabetes del adulto son factores hereditarios: obesidad, sedentarismo, dieta inadecuada, uso de corticoides.

La diabetes mellitus sigue siendo la principal causa de ceguera en los países desarrollados; las afecciones oculares en la diabetes mal controlada son cataratas prematuras, retinopatía, glaucoma neovascular. Es conveniente controlar la presión arterial, los niveles de colesterol en sangre, el tabaquismo, alcoholismo.

Para tratar de evitar las complicaciones en la diabetes, las premisas son: mantener un peso adecuado, una dieta cuidando en gramos la cantidad de carbohidratos ingeridos, estilo de vida activo, abandonar el tabaco, evitar las bebidas alcohólicas además de evitar las hipoglucemias. La hipoglucemia es una concentración anormalmente baja de glucosa en la sangre (inferior a 50-60 mg por 100 mL); se lo denomina shock insulínico y suele presentarse en pacientes con diabetes mellitus en tratamiento con insulina. Generalmente se asocia con alteraciones o pérdida del conocimiento.

Para prevenir las hipoglucemias: ajustar las dosis de los medicamentos a las necesidades reales, mantener un horario de comidas regular, dentro de lo posible. Si va a realizar ejercicios físicos extraordinarios ingerir cantidades moderadas de hidratos de carbono.