Cómo prevenir intoxicaciones

Cuando llega la época estival, las altas temperaturas y las comidas no bien conservadas o cocidas son las principales causas de intoxicaciones alimentarias.

Bacterias como los estafilococos (pueden proliferar en cremas, leche, pescado) o distintas variedades de Escherichia coli, son algunas de las complicaciones que suele traer el verano.

Otras enfermedades asociadas a alimentos en mal estado se encuentra el botulismo, producido por una toxina presente en conservas caseras contaminadas, en hortalizas, frutas, embutidos. También la salmonelosis, que se contagia por aves, carnes y derivados, lácteos.

Los síntomas frecuentes son diarrea y/o colitis, vómitos, dolores abdominales y en algunos casos fiebre.

Para eliminar las toxinas se recomienda la ingestión de líquidos. En casos de diarrea, el organismo va eliminando el germen que causa la infección; no se debe tomar productos que frenen la motilidad del intestino porque impiden que el proceso de desintoxicación se produzca. Si el cuadro persiste, habrá que recurrir al médico.

Cómo prevenir intoxicaciones. No utilizar los mismos utensilios para cortar carnes crudas y luego dicha carne ya cocida. Comer carnes bien cocidas. Lavar frutas y verduras muy bien con agua potable. No dejar alimentos fuera de la heladera. No demorar para poner en heladera los productos comprados que lo requiera.