> DEPORTES

Cumplió 113 años un club pionero del fútbol argentino, y es de nuestra zona
C.A. Estudiantes, una institución que es mucho más que un
Club de fútbol
 Historia de su Fútbol, 2da y última Parte

Estudiantes había debutado en Primera División en 1904, y fue animador permanente de los primeros torneos del fútbol argentino. Consiguió la Copa de Competencia Jockey Club de 1910 y un segundo lugar en las Copa de Honor de 1906, 1909 y 1913 perdiendo las finales con Alumni, San Isidro y Racing respectivamente. También fue subcampeón en dos oportunidades de Primera División en la era amateur, repitiendo el segundo puesto en la Copa Bullrich de 1903 y en la Copa de Competencia Jockey Club de 1911, siendo eliminado nuevamente por San Isidro. Debido a sus brillantes resultados figura en la sexta colocación de la clasificación histórica amateur.

En total, fueron 25 los años en que Estudiantes alternó ininterrumpidamente con los equipos “grandes” luego de su primer ascenso (1904). A mediados de 1928, la fusión con Sportivo Devoto permite al Club Estudiantes incorporar varios jóvenes que jugaban para ese club y que con el tiempo se convertirían en figuras; éstos, junto con otros valores con los que Estudiantes ya contaba, formaron durante el resto de esa temporada y las dos siguientes un muy buen equipo, que supo realizar grandes partidos frente a rivales de la talla de Boca y River. Sin embargo, para esas épocas el club sufría ya las consecuencias del llamado “amateurismo marrón”: los cuadros de menores recursos económicos empezaban a verse en desventaja frente a los “grandes”.

Esos problemas se acentuaron rotundamente al ser implantado en 1931 el profesionalismo. Los dirigentes de Estudiantes decidieron entonces no aceptar el nuevo régimen, puesto que no concebían sino en forma desinteresada la práctica del fútbol. De nada valieron las sugerencias de dirigentes de otras entidades para que se aceptasen el profesionalismo. El “pincha” se mantuvo en la Asociación Amateur, jugando un torneo que, al quedar sin sus principales animadores, rápidamente perdió interés para la prensa y los aficionados.

Claro que no sólo Boca, River, Racing y San Lorenzo se fueron de ese certamen, sino también sus figuras. Justamente, Estudiantes fue uno de los más afectados por este “éxodo”. Casi todos sus jugadores, tentados por jugosas ofertas, pasaron a brillar en instituciones del bloque profesional.

Pero no fue sólo el haber rechazado el profesionalismo lo que perjudicó al fútbol de Estudiantes en su historia. En 1950, una polémica reestructuración del fútbol argentino provoca el descenso encubierto de Estudiantes y otros nueve clubes, que pasan a militar en lo que más tarde sería la Primera C. En dicha división, el pincha se mantiene hasta 1959, año en que le toca vivir uno de los peores momentos de su historia al descender a la cuarta división del fútbol argentino, tras terminar último. Paradójicamente, aquel momento pésimo sirvió para que la institución renaciera de sus cenizas y comenzara a recuperar lentamente el poderío perdido. Un paso fundamental para esto fue la inauguración de su actual cancha de Caseros en mayo de 1963, en ocasión de enfrentar Estudiantes a Sacachispas por la segunda rueda del torneo de Aficionados de ese año. Al cabo de ese mismo certamen, si bien el equipo había hecho méritos suficientes para ascender ganando su zona y el subcampeonato, otra reestructuración era la encargada de depositar a Estudiantes en la Primera C.

La entrada en vigencia del régimen profesional, y esas 2 reestructuraciones de ligas, condenaron a Estudiantes a bajar escalones. Sin embargo, durante la década de 1970 peleó varios campeonatos para regresar a la elite del fútbol argentino, finalmente en 1977 ascendió a Primera División, disputando el Nacional 1977 y el Metropolitano 1978.

Llegó a ese ascenso tras jugar 36 partidos, de los cuales ganó 17, empató 14 y perdió sólo 5. Pese a ello, Estudiantes debió esperar hasta la última fecha para festejar. Aquel cuadro dirigido por Ricardo Trigilli se integró en esa ocasión con Balbiano; Manuel Pérez, Bravo, Paz y Gerez; Ciccarello, Alberto Pafundi y Carlos Guillermo; Toloza (luego Baldovino14 ), Ugarte y Juan Guillermo. Otros jugadores que contribuyeron al campeonato fueron los laterales Filipetti y Martinuccio, los volantes Carrizo, Cortés y Méndez y el delantero Barranco.

En su regreso al círculo privilegiado, uno de los resultados más importantes que obtuvo Estudiantes fue el 1 a 1 ante Boca Juniors con que, en la anteúltima fecha del Metropolitano 1978, dejó a Quilmes en una posición excelente para obtener el título que finalmente se llevaría, del que hasta allí el conjunto xeneize parecía dueño casi seguro. Pero ni ese empate ni algunos triunfos importantes impidieron que, luego de jugar aquel torneo, el equipo de Estudiantes volviera a descender.

En 1979 volvió a jugar en la primera B. Fue un torneo con altibajos, y terminó décimo, con 33 puntos. Lo más destacado fueron las victorias por 4 a 0 a Almagro (el gran clásico de Estudiantes) y al campeón Tigre por 3 a 1, ambas en Caseros.

Desde comienzos de los años ’80 los equipos de Estudiantes tuvieron muchos altibajos, que no reseñaremos en detalle aquí. Por ejemplo, en 1982 Estudiantes se encontró gran parte del campeonato peleando para no descender a Primera C. Ricardo Trigilli dejó su cargo como entrenador, siendo ocupado por Alberto Tardivo y luego por la dupla Juan Manuel Guerra - Rodolfo Motta. El pincha debió sufrir hasta la última fecha, en la que venció a Tigre y así se salvó del descenso, por sólo un punto. Descendieron Argentino (Quilmes) y Talleres (de Remedios de Escalada).

En 1983 Guerra continuó como DT hasta la mitad del campeonato y luego volvió Trigilli; Estudiantes quedó quinto y así clasificó al octogonal final, en cuyos cuartos de final debió enfrentar a Italiano, con un resultado global de 3 a 3 en los dos partidos, pero en la definición por penales Estudiantes quedó eliminado.

En 1986 se realizó una nueva reestructuración en el fútbol argentino, y se creó la divisional Nacional B. El Club Estudiantes pasó a jugar en la Primera B metropolitana, porque finalizó décimo en la tabla general de la Primera B de 1986 y no logró clasificar al Nacional.

Ya en la temporada 86/87, se instauró la nueva modalidad europea, la cual consiste en comenzar el torneo en el mes de agosto y finalizarlo a mitad del año entrante (tiempos en paralelo a los europeos), lo cual siguió siendo un fracaso económico y futbolístico para los clubes del ascenso. Estudiantes en la nueva Primera B metropolitana terminó en el tercer puesto con 44 puntos, a sólo 4 puntos del campeón Quilmes. Entonces, Estudiantes junto a Almirante Brown, Arsenal y Villa Dálmine clasificaron a los Torneos Zonales, disputando con equipos del interior del país para determinar el segundo ascenso a la Primera B Nacional. El Pincha jugó contra Atlético Tucumán, en el partido de ida el conjunto tucumano ganó por 2 a 1, cotejo jugado en Caseros, y en el partido de vuelta en San Miguel de Tucumán empataron sin goles dejando a Estudiantes en la B Metropolitana, y ascendieron los tucumanos.

En la temporada 88/89 arrancó muy mal pero, tras un cambio de DT, Estudiantes terminó cuarto y así volvió a tener otra oportunidad de ascender, pero quedó frustrada contra un equipo jujeño.

En la siguiente temporada el equipo se pudo mantener con los mismos jugadores titulares y además llegaron varios refuerzos. Realizando un muy buen juego colectivo, Estudiantes finalizó quinto con 33 unidades y clasificó a los Torneos Zonales pero no pudo superar la primera fase, cuando le tocó jugar contra San Martín (de San Juan, el mismo que este 2º semestre de 2011 está jugando en la máxima categoría), equipo que meses más tarde ascendería. El partido de ida jugado en Caseros terminó 0 a 0 y en el de vuelta los sanjuaninos se impusieron por 1 a 0.

Debido a las dos malas campañas anteriores la temporada 1993/94 encontró a Estudiantes casi descendido a la Primera C, que desde 1986 pasó es la cuarta categoría del fútbol argentino. La falta de presupuesto obligó a que varios jugadores se fueran del club y que no haya nuevas incorporaciones. Por los malos resultados, fueron despedidos los dos primeros técnicos. El Pincha parecía condenado a descender de categoría, pero nuevamente llegó el gran Ricardo Trigilli, el histórico DT. Estudiantes arrancó el Torneo Clausura desplegando un buen fútbol y llegó a la última fecha con posibilidades de mantener la categoría. Villa Dálmine, que al igual que Estudiantes peleó toda la temporada para no descender, no pudo ganar y descendió junto a Deportivo Merlo a la Primera C. El Pincha se salvó por apenas un punto, y pudo continuar en la B. En los 2 torneos de la temporada siguiente Estudiantes tuvo malas ubicaciones, pero podemos rescatar que pudo mantener la categoría, y respirando aliviado varias fechas antes del final del campeonato.

En la temporada 1995/96 Estudiantes finalizó cuarto en el torneo Apertura y segundo en el Clausura, clasificando al torneo reducido. Disputó la final con su archirival, Almagro; el partido de ida (en cancha de Platense) terminó 2 a 2, pero el de vuelta (en cancha de Chacarita Jrs.) resultó toda una sorpresa: Estudiantes goleó 5 a 1 a su histórico rival, en el que hasta ahora fue el clásico más importante de la historia entre ambos. Estudiantes pudo ascender a la B Nacional; al igual que en el ascenso de 1977, el equipo estaba dirigido por Ricardo Trigilli.

En la temporada 1996/97, ya en la Segunda categoría del fútbol argentino, Estudiantes no empezó bien el campeonato y terminó último en su zona; Trigilli dejó de ser el DT, siendo remplazado por Ricardo Caruso Lombardi para disputar la zona permanencia. Terminó cuarto y, por tres puntos en la tabla de promedios, se salvó del descenso.

 En la temporada 1997/98 logró, con la conducción de Lombardi, clasificar a la zona campeonato por un ascenso a Primera A, pero aunque logró importantes triunfos frente a Chacarita, Talleres (de Córdoba), Instituto (Cba) y San Martín (T), el “pincha” finalizó quinto y no logró ascender.

En la temporada 1998/99 las cosas fueron muy mal, y pasaron varios entrenadores, como Canova y Rodolfo Motta; ni el mismo Caruso Lombardi pudo salvar a Estudiantes de descender nuevamente a la B Metropolitana. El club tenía deudas con la mayoría del plantel (el cual se terminó yendo del equipo) y una crisis institucional muy importante. Los jugadores que llegaron en reemplazo no tenían demasiada trascendencia. Todo conjuró para que Estudiantes quedase último en la tabla de promedios y así descendió (junto a Atlanta). Pero fue por poco tiempo, porque en la temporada siguiente volvió a la B Nacional. Y esa alegría tampoco duró, porque al año siguiente (temporada 2000-2001) ni siquiera los esfuerzos sucesivos de 3 entrenadores lograron salvar al inestable equipo, que volvió a descender a la B Metropolitana. Ese año descendieron 7 equipos del Nacional B, en lo que fue un hecho inexplicable.

En las siguientes 2 temporadas, ya de vuelta en la Tercera categoría, llegó en ambas a competir el Reducido para ascender, pero en la primera (2001-2) quedó eliminado por Español, y en la segunda por Central Córdoba (de Rosario).

En ambos torneos de la temporada 2004/05 Estudiantes quedó en decimocuarta posición, configurando una de las peores campañas desde su retorno a la B Metropolitana. Sin embargo, en la temporada 2005/06 el pincha terminó octavo en la tabla general y así clasificó al Reducido. Venció a Temperley de visitante con una recordada definición por penales, pero en la ronda siguiente pierde otra vez con Central Córdoba.

Demostrando un buen juego colectivo, Estudiantes consiguió el Torneo Apertura de la Primera B Metropolitana del año 2006, tras ganar en el Estadio Ciudad de Caseros a Almirante Brown. Este último ganó el Clausura. Las 2 finales entre ambos equipos se disputaron en la cancha de Racing: la primera fue empate en cero. En la vuelta se produjeron una serie de incidentes con la parcialidad de Brown y, luego de 25 días, se realizó una final con los 35 minutos que restaban. Almirante Brown fue el que logró el ascenso, pero también quedó sospechado de haber sido beneficiado por un secreto acuerdo con la Asociación del Fútbol Argentino. El pincha ganó el reducido venciendo a All Boys y Deportivo Moron, pero no pudo con Ferro en la Promoción.

Para la temporada 2008-9 el equipo de Caseros pisó fuerte en el mercado de pases del Ascenso para poder regresar al Nacional B, lo cual no impidió que empezara mal, debido a la mala dirección técnica de Gonzalo González, luego remplazado por Leonardo Ramos. Estudiantes finalizó en la séptima colocación clasificando, una vez más, al Torneo Reducido en donde no pudo con Deportivo Morón.

Para la temporada 2009/2010 el Pincha dejó ir grandes figuras. Otra vez con un bajo presupuesto, con la nueva presidencia de Eduardo Rossetto, el club busca un nuevo ascenso consolidando a sus juveniles y también con el aporte de experiencia en pocos jugadores que quedaron o volvieron de sus préstamos. Tras la ida de L. Ramos y la vuelta de Salvador Pasini al banco de suplentes, y con una brillante tarea de la dupla ofensiva compuesta por Cristian Yassogna y César Lamanna, el pincha finalizó en la cuarta ubicación, clasificando otra vez al Reducido. Pero se quedó nuevamente en primera ronda, al ser superado por Tristán Suárez 1 a 0 en Ezeiza. Cabe destacar que en esta temporada se volvió a jugar el Clásico de Tres de Febrero, debido a la vuelta de Almagro a la Primera B. Los dos clásicos terminaron en empate: en 1 en José Ingenieros y en 0 en Caseros.

En la temporada 2010/2011 renunció Eduardo Rosseto y asumió la presidencia Fernando Isla Casares. A mitad del año 2010 Estudiantes se convirtió en miembro de una Red de Clubes impulsada por el club chileno Audax Italiano.

En lo futbolístico, el Pincha renovó contratos a varios jugadores de la temporada anterior y también llegaron nuevos refuerzos para buscar el tan ansiado ascenso. Terminando como subcampeón del torneo, Estudiantes clasificó cómodamente al reducido pero de nuevo quedó eliminado en primera ronda, esta vez por el club Villa San Carlos.

Así es como, a la fecha, Estudiantes (de Buenos Aires o de Caseros, como se prefiera, o simplemente “Estudiantes”) continúa en la B Metropolitana (3ra categoría), buscando una nueva oportunidad de ascender a la Nacional. Para terminar, mencionaremos que en nuestro sitio de Internet (www.acercandolosbarrios.com.ar) reproducimos una lista de interesantes datos del Club Estudiantes, como la cantidad de temporadas que disputó en cada categoría, las mejores posiciones conseguidas en su historia, etc.

>Temporadas en Primera: 1

>Temporadas en Segunda: 35

>Temporadas en Tercera: 37

>Temporadas en Cuarta: 4

>Ubicación en la Tabla Histórica de Primera División: 60º

>Máximo goleador: Marcelo Vázquez

>Más partidos disputados: Juan Carlos Bravo (283)

>Entrenador más ganador: Ricardo Trigilli

>Jugador más ganador: Javier González

Mejores posiciones logradas

En Torneos nacionales (Era Amateur)

>Copa de Competencia Jockey Club: 1910

>Subcampeón de la Copa de Honor (3 veces): 1906, 1909 y 1913

>Subcampeón de la Primera División de Argentina (2 veces): 1907 y 1914

>Subcampeón de la Segunda División de Argentina: 1903

>Subcampeón de la Copa de Competencia Jockey Club: 1911

>Subcampeón de la Copa Bullrich: 1903

 

En Torneos nacionales oficiales (Era Profesional)

 

>Campeón de la Segunda División de Argentina: 1977
>Campeón de la Primera B Metropolitana (Tercera): 2 veces: 1999/2000 y Apertura 2006
>Campeón de Primera C (2veces): 1942 y 1966
>Subcampeón de la Primera B Metropolitana (2): Clausura 1996 y 2010/11
>Subcampeón de la Primera C: 1965
>Subcampeón de la Primera D: 1962

LEER LA PRIMERA PARTE