A la hora de dormir

por la  Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga (Mat. Nac. 16566)

Un buen dormir garantiza en la mayoría de los casos, un buen despertar y nos prepara para pasar un buen día.

El descanso nocturno es fundamental y hay varias pautas a tener en cuenta para conseguirlo.

Nuestros ciclos de dormir y estar despiertos, y el equilibrio entre ellos, están regulados por nuestro reloj biológico. Es bueno acostarse y levantarse a la misma hora, para lograr tal equilibrio.

Ciertos “rituales” a la hora de dormir facilitan un sueño reparador.

Entre ellos podemos mencionar:

>un baño tibio

>leer o escuchar música, pero no en la cama;

>técnicas relajadoras;

>ambiente fresco, silencioso y oscuro;

>evitar tomar cafeína y líquido en exceso;

Si tiene dificultad para conciliar el sueño no se acueste a dormir hasta que se sienta cansado y listo para dormir.

Si no se duerme en el tiempo esperado, es preferible que se levante y haga algo relajante hasta que se sienta somnoliento.

Cuando lo necesite puede tomar una siesta corta durante el día.

Si suele despertarse durante la noche, evite mirar el reloj para ver qué hora es o cuánto tiempo le queda hasta la hora de levantarse y porque esta práctica genera ansiedad y dificulta la conciliación del sueño.

Si los problemas del sueño persisten, prepare un diario sobre “su sueño” y consulte con un especialista.