¿Qué es la rubéola?

La rubéola es una enfermedad causada por un virus que se caracteriza por fiebre generalmente leve y erupción en la piel, que empieza en la cabeza y luego desciende al resto del cuerpo. Con mucha frecuencia también aparecen ganglios agrandados, principalmente en el cuello y detrás de las orejas y dolores en las articulaciones. Sin embargo la mitad de las personas infectadas por el virus no presentan síntomas.

La rubéola se previene mediante la aplicación de la vacuna específica, que se aplica por vía subcutánea en el brazo. La vacuna es segura y efectiva, induce una respuesta protectora en el 95% de las personas vacunadas. La inmunidad que produce es de larga duración, probablemente para toda la vida.

Se transmite por contacto con las personas que se han contagiado por el virus. La vía de transmisión es respiratoria, que se produce al hablar, toser o estornudar, o con los objetos contaminados con secreciones. Si una mujer embarazada adquiere la infección durante el primer trimestre del embarazo, el virus se transmitirá por vía trasplacentaria.

Si una mujer embarazada se infecta con el virus de la rubéola durante las primeras 11 semanas de gestación, existe un 90% de probabilidad de que su bebé nazca con las manifestaciones clásicas del Síndrome de Rubéola Congénita (SRC). Si la infección ocurre durante las primeras 16 semanas de embarazo la probabilidad es del 65%. Después de la 16ª semana de gestación el riesgo disminuye.

El SRC es una enfermedad muy grave, que afecta al niño en gestación y puede producir muerte intrauterina, aborto, parto prematuro o alteraciones congénitas aisladas y combinadas, como: cataratas, microftalmia, glaucoma, retraso mental, púrpura, sordera.

Desde setiembre y hasta el 30 noviembre se desarrolló la Campaña Nacional de Vacunación para el control de la Rubéola y la eliminación del Síndrome de la Rubéola Congénita. En la Ciudad, todas las mujeres entre los 15 y 39 años pudieron vacunarse gratuitamente, independientemente de haber recibido dosis anteriores o haber tenido la enfermedad.

Las vacunas se proporcionaron en Hospitales, Centros de Salud y Acción Comunitaria (CeSACs) y en Centros Médicos Barriales (CMB).