Falleció el cantautor
Gian Franco Pagliaro
(q.e.p.d.)

Con voz de barítono, se lo consideró un argentino con corazón italiano.

Carlo Pagliaro, alias Gian Franco Pagliaro, nació en Nápoles el 23 de julio de 1941.

Cuando tenía 6 años, la familia se muda a un lugar a media hora de Nápoles, una localidad balnearia donde el pequeño Carlo inicia sus estudios primarios en un colegio de monjas. Tempranamente aparecen inclinaciones artísticas y le gusta mucho el dibujo; en el colegio es popular, los compañeros le piden dibujos que él entrega a cambio de lapiceras, cuadernos y bolitas. En la familia hay un tío tenor y el canto, la música, es cosa de todos los días.

Iva Zannicchi, Nacha Guevara, Leonardo Favio, Sandro, Enrique Guzmán, Héctor Cabrera, Jairo, Wilkyns, Sergio Denis, Sanampay, Los de Siempre, Carlos Torres Vila, Miguel Ángel Robles, La Mona Jiménez, entre otros, han grabado sus canciones.

En 1967 grabó su primer éxito “Chau amor chau”. Entre sus más recordadas composiciones están “Las cosas que me alejan de ti”, “Amigos míos me enamoré”, “Todos los barcos”, “Yo te nombro”, “Confesiones de un ex”, “La balada del boludo”, “Un ramito de violetas”, “No te vayas entonces”, “El extranjero”, “Este amor desordenado”.

En 1970, se impuso en el IV Festival Buenos Aires de la Canción con su tema “Las cosas que me alejan de ti”. Un año después estrenó en el mismo evento su tema “Yo te nombro libertad”, en plena época dictatorial, que fue descalificada y se convirtió en un emblema de la época. El escándalo que se armó en ese V Festival Buenos Aires de la Canción provocó que aquella fuese la última edición del festival.

En 1976 su amigo Leonardo Favio lo convence para que apareciese en una de sus películas, junto a Carlos Monzón y Nora Cullen: “Soñar Soñar “, convertida en película de culto. También fue el año en que los militares tomaron el poder; “todos, quien más y quien menos, perdimos lo mejor de nosotros en ese entonces”, escribió Pagliaro tiempo después.

El 10 de mayo de 1977 su segunda hija, de tres años y medio, es internada en el Hospital de Niños por un simple dolor de cabeza pero le descubren un tumor, es benigno pero de difícil acceso; la operaron con éxito aunque la niña no sobrevive. Toda la familia cae en profunda depresión. Pero, en medio del insoportable dolor, al poco tiempo Gian Franco, por razones contractuales, tiene que viajar a Venezuela. Allí, en Caracas, es atropellado por un auto; queda tirado en la calle con fracturas múltiples, es llevado a una clínica donde es tratado durante dos meses, y en silla de ruedas regresa a casa en octubre de 1977.

Compensando tanto dolor, al siguiente año nace su tercera hija.

“No me siento ni clásico, ni romántico, sólo soy un cantautor que le pelea todos los días a la vida, que le canta al amor, pero que también se hace cargo de las injusticias y las canta”, manifestó Pagliaro en una de sus últimas entrevistas.

Falleció en la noche del 17 de marzo, a los 70 años, como consecuencia de un paro cardíaco.