Trastornos de personalidad

    por:  Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga

Los trastornos de personalidad son un conjunto de perturbaciones que se observan en lo emocional, afectivo y conductivo

Podemos decir que son diferentes formas de ser que causan sufrimiento tanto en el individuo como en su entorno.

Las causas se desconocen, aunque a veces se cree que puede haber factores genéticos y ambientales.

No llegan a ser considerados como una patología mental, pero limitan el equilibrio emocional de quienes lo padecen.

Por lo general son problemas de carácter que se empiezan a manifestar en la juventud, aunque a veces aparecen ciertas conductas en la infancia.

Lo que sucede es que la persona siempre ha sido “así”, y no es fácil conseguir cambios, porque para él es su propia forma de ser y por lo tanto no tiene conciencia de que sus comportamientos no son los adecuados.

Pero, cuando la persona afectada sufre por lo que le pasa, puede acudir a la consulta psicológica y trabajar en relación a esta problemática.

Lo que se busca en estos casos no es un cambio de personalidad, sino la modificación de sus rasgos o maneras de ser que son los que originan conflictos consigo mismo y con el entorno (familiar, social, laboral).

A veces se habla de mal carácter, irritabilidad, falta de tolerancia, timidez extrema, soberbia excesiva, etc. Cabe señalar que estas formas de ser no son circunstanciales sino que están en forma permanente en el individuo.

El tratamiento indicado es el psicológico.

Lo que se puede lograr es una mejor adaptación y una mejor comunicación en todos los aspectos.

No va a cambiar su personalidad, porque el individuo va a ser siempre el mismo; se logra modificar el trastorno, pero no la personalidad.

A veces son los familiares quienes detectan el problema, pero en esos casos, en vez de tratar de solucionarlos por sí mismos o de enojarse, deben buscar asesoramiento profesional.

Es importante recordar que: Nadie es culpable por padecer un trastorno de personalidad.