El siniestro negocio de la esclavitud sexual
Trata de blancas:

Anualmente “desaparecen” cientos de mujeres que, engañadas de distintas maneras, son forzadas para luego ser explotadas sexualmente; les ofrecen un trabajo cama adentro en Catamarca, pero las llevan engañadas a La Rioja, o por medio de avisos clasificados en que se ofrecen trabajos para señoritas.

Por ejemplo, está “el caso de Teresa a quien los recuerdos la abruman, los gritos de las primeras violaciones, el sudor hediondo de esos cuerpos, las palizas y empujones para forzarla a que se drogara; a veces no aguanta y se va por ahí, sin rumbo, por varios días”.

En 2006 se denunció la "desaparición" de 476 mujeres en todo el país, 70 de ellas en la provincia de Tucumán, según datos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM). Según esta entidad, en las investigaciones judiciales aparecen implicados "en forma recurrente, funcionarios públicos y políticos".

Esos informes denuncian que el negocio mundial de la trata de personas genera ganancias de más de 40.000 millones de dólares al año y se ubica en el tercer lugar de un siniestro ranking internacional encabezado por la venta de armas y el comercio de drogas. En la zona de la Triple Frontera, según Unicef, unos 3.500 niños, niñas y adolescentes sufren algún tipo de violencia sexual.

Los estudios indican que el "reclutamiento" de las víctimas tiene lugar principalmente en las provincias del Norte: Misiones, Corrientes, Chaco, Santa Fe, Tucumán, mientras que los lugares de destino son las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. También se han identificado lazos con la trata internacional, en especial la ruta que lleva a España.

Tomó estado público el caso de Marita Verón, joven tucumana secuestrada el 3 de abril de 2002 que actualmente se desconoce su paradero. Susana Trimarco, su madre, viene librando una batalla personal en la búsqueda de su hija: se infiltró como prostituta en las mafias ayudando a cientos de jóvenes a liberarse, conociendo así el funcionamiento de estas mafias en connivencia con políticos y funcionarios judiciales y policiales.