> HISTORIA  Argentina

Manuel Belgrano

Este mes se cumplen 242 años desde su nacimiento el 3 de junio de 1770; también este mes se cumplieron 192 años del 20 de junio de 1820 en que Manuel Belgrano fallece a sus 49 años, víctima de hidropesía, muy pobre, en Buenos Aires. En recordación de su muerte el 20 de junio fue decretado “Día de la Bandera”.

Cursó estudios de Derecho en España  y en 1793 fue designado Secretario perpetuo del Consulado de Buenos Aires, un organismo con funciones económicas y técnicas, relativas al comercio y la producción; Belgrano desarrolla una ardua actividad en la promoción de la industria colonial, de la mejora de la producción agrícola y ganadera, y de las formas de comercio.

En 1794 pasa a ser secretario del Consulado de Buenos Aires, cargo desde el que fomentó firmemente la generalización de la enseñanza y las reformas económicas.

En 1810 formó parte de los patriotas que pretendían salir del dominio español y se convirtió en miembro de la Junta de Gobierno revolucionaria. Fue nombrado general y pronto dirigió a las tropas independentistas frente a los realistas, logrando importantes victorias en las batallas de Tucumán (1812) y Salta (1813).

Publica “Principios de la ciencia económica-política”, difunde en Buenos Aires los trabajos acerca del liberalismo económico de Adam Smith y se dedica al periodismo colaborando con el Telégrafo Mercantil, en 1801 y 1802. Fomentó la agricultura y la industria.

Ideó una escarapela con los colores celeste y blanco, como distintivo para los soldados y, con esos mismos colores, creó la bandera que más tarde fue adoptada como nuestra Bandera Nacional.

En 1806 se producen las primeras invasiones inglesas y, sin haber recibido ninguna instrucción, se hizo militar. Pero, para su tristeza, halló ejércitos acobardados, sin orden ni disciplina, y mal armados.

Como periodista, participó en el Telégrafo Mercantil. También creó el Correo de Comercio, que se publicó durante 1810 y 1811.

Belgrano fue el promotor de la enseñanza obligatoria que el virrey Cisneros había decretado en 1810.

Si bien no se casó, de sus amores con una joven tucumana nació su única hija, Manuela Mónica, que fuera enviada por su pedido a Buenos Aires, para instruirse y establecerse.

El 20 de junio de 1829 culminaba una vida dedicada a la libertad de la Patria y a su crecimiento cultural y económico.