Falleció Carlos Loiseau, un artista del humor y la historieta, en el corazón del pueblo

Caloi (q.e.p.d.)

Carlos Loiseau, “Caloi”, nació en Salta el 9 de noviembre de 1948. Vivió en Adrogué, donde falleció a los 63 años el 8 de mayo último. Su salud se había perjudicado mucho por un cáncer de colon.

Sus primeros trabajos fueron publicados en 1966 en la revista “Tía Vicenta”. Un año después publicó una serie llamada Artista, Flor, Ejecutivo en “María Belén”.

Sus dibujos aparecieron luego en “Adán”, “La Hipotenusa”, “Panorama”, “Tío Landrú”, “Siete Días”, “La Bella Gente”, “Cronopios”, “Atlántida”, “Satiricón”, “Mengano”, “La jeringa”, “Primera plana”, “Semana gráfica”, etc. Fue dibujante de las secciones humorística y política de la revista “Análisis” de 1968 a 1971.

Desde 1968 trabajó para Clarín, periódico en que a partir de 1973 se publicaron las tiras diarias de Clemente y Bartola, y una página de humor en la dominical revista Viva. Entre 1976 y 1982 publicó una página semanal de humor sobre temas deportivos en la revista “El Gráfico”.

Clemente, su personaje más conocido, con el tiempo se convirtió en un clásico de la historieta argentina. Fue creado en 1973 e hizo reír a los lectores del diario “Clarín”, por más de 40 años. Físicamente es una criatura de una especie indefinible, algo así como una especie de pájaro a rayas, con trompa en lugar de pico (aunque originalmente lo tenía), sin alas ni manos, pero que puede volar. Su manjar preferido son las aceitunas.

En el año 1987 se realizó una muestra de su obra, denominada Veinte años no es nada, visitada por 110 000 personas.

En el año 2004 fue declarado “Personalidad destacada de la cultura” por la Legislatura de la Ciudad , y en 2009 la Legislatura Porteña lo nombró Ciudadano Ilustre de Buenos Aires.

Caloi en su tinta”, programa que se emitía por Canal 7, fue creado y conducido por Caloi desde 1990, difundiendo el cine de animación de autor; y fue premiado en numerosas oportunidades.

Pocos días antes de su muerte se estrenó “Ánima Buenos Aires”, un largometraje animado. Son cuatro episodios, producido por Caloi y María Verónica Ramírez, dirigido por ésta última, mujer de Caloi, y con guiones y dibujos de ambos, además de Carlos Nine, Pablo y Florencia Faivre y Pablo Rodríguez Jáuregui.