Falleció Ray Bradbury (q. e. p. d.)

Ray Bradbury ha muerto, a los 91 años, el 5 de junio, al sur de California.
El autor de clásicos de ficción como "Crónicas marcianas" y "El hombre ilustrado" pudo captar la admiración de grandes plumas como Jorge Luis Borges, quien prologó la versión en español de uno de sus libros.

Ray Douglas Bradbury nació el 22 de agosto de 1920 en Waukegan, Illinois. La familia de Bradbury se mudó en 1934 a Los Angeles, donde se convirtió en un cinéfilo y lector voraz.

 Las pesadillas que lo plagaron de niño también alimentaron su imaginación, al igual que su gusto por los libros de historietas de Buck Rogers y Tarzán, y las primeras películas de terror, y los libros de aventura de Tom Swift y las obras de Julio Verne y H.G. Wells...

"Lo maravilloso de mi vida es que todo lo que he hecho es el resultado de lo que fui a los 12 o 13 años", dijo en 1982.

El primer libro de Bradbury, una colección de cuentos cortos titulada "Carnaval negro", se publicó en 1947. Era tan pobre durante esos años que no tenía oficina o siquiera un teléfono. Usaba el teléfono de la estación de naftas y servicios de enfrente de la casa, entonces cada vez que sonaba, corría a atenderlo, según sus propios recuerdos. Debido a las dificultades económicas, Bradbury no pudo asistir a la universidad, así que comenzó a vender periódicos, pero no se rendía en su empeño por formarse y comenzó a hacerlo de manera autodidacta.

 Escribió "Fahrenheit 451" en la biblioteca de la Universidad de California en Los Angeles, en máquinas de escribir que alquilaba a 10 centavos la media hora. Dijo que llevaba una bolsa llena de monedas de 10 centavos y que terminó el libro en nueve días, a un costo de 9,80 dólares.

Su obra abarca desde terror y misterio hasta humor e historias compasivas sobre los irlandeses, los negros y los mexicanoestadounidenses. Bradbury también escribió el guión de la adaptación cinematográfica de John Huston de "Moby Dick" (1956), así como varios capítulos de la serie de televisión "La dimensión desconocida". También escribió "El Teatro de Ray Bradbury", una serie de adaptaciones de decenas de sus trabajos, que llegó a la televisión.

Bradbury saltó a la fama en 1950 con "Crónicas marcianas", una serie de historias entrelazadas que satirizaron el capitalismo, el racismo y las tensiones de las superpotencias al retratar a colonizadores terrestres destruyendo una civilización marciana idílica. Es una alegoría sobre la Guerra Fría en el que los acontecimientos en otro planeta sirven como un comentario sobre el comportamiento humano en la Tierra. "Crónicas marcianas" profetizó la prohibición de libros, especialmente obras de fantasía, un tema que Bradbury abordaría profundamente en "Fahrenheit 451", de 1953. "Fue un libro basado en hechos reales y también en el odio hacia la gente que quema libros", dijo a The Associated Press en el 2002.

 En el 2007 recibió una mención especial del Premio Pulitzer "por su distinguida, prolífica y profundamente influyente carrera como un autor inigualable de ficción científica y fantasía". Recibió muchas otras distinciones.

Aunque disminuyó su ritmo de trabajo en años recientes debido a un derrame cerebral que lo postró en una silla de ruedas, pero de todos modos se mantuvo activo al llegar a nonagenario, escribiendo nuevas novelas, obras de teatro, guiones de cine y un volumen de poesía. Escribía todos los días en la oficina de su casa en Los Angeles y de vez en cuando se presentaba en librerías y actos de bibliotecas públicas para recaudar fondos, y en otros eventos literarios alrededor de la ciudad.

En 2009, durante un charla con motivo del primer aniversario de una pequeña biblioteca exhortó a los presentes a vivir como dijo que él había vivido: "Haz lo que amas y ama lo que haces".