Dos interesantes dispositivos, en busca de un futuro más ecológico
El sol como fuente de energía

La Fundación Energizar está trabajando en distintos proyectos en relación al desarrollo tecnológico de energías renovables. Los trabajos más recientes son dos: un destilador solar, y un biodigestor.

El destilador solar busca dar solución al problema del agua contaminada. El proyecto está en su etapa de diseño: un sistema robusto, simple de construir y fácilmente transportable. Su sencilla operatoria consiste en la carga de agua contaminada en un tanque y la posterior obtención de agua destilada en una botella, a través de la absorción de energía del sol que evapora el agua dejando la suciedad en el recipiente.

Cada destilador solar se estima que tiene la capacidad de purificar y generar de 4 a 6 litros de agua por día, con una superficie de 2 metros cuadrados de absorción de energía solar.

Por otra parte, el biodigestor utiliza excremento de animales para producir biogás y se usa en granjas de todo el mundo. El resultado final es un componente con un 50% de gas puro que puede ser empleado en las cocinas o para la iluminación. El gas es filtrado por un caño que lo dirige hacia una suerte de globo donde comienza a almacenarse la materia. El resto del componente generado consiste en un fertilizante líquido llamado biol, con interesantes propiedades, dado que es orgánico, con un proceso de degradación acorde, y no tiene olor.

El dispositivo está siendo desarrollado por la fundación en las inmediaciones de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, donde se espera sirva como herramienta de estudio para los futuros profesionales. Tendrá un volumen de 3 metros cúbicos. En este caso en particular, se utilizará como carga el excremento de oveja, proveniente de la Facultad de Veterinaria. Antes de esto, la fundación desarrolló e instaló un biodigestor en un colegio agropecuario.

“Nuestros proyectos surgieron del interés por mejorar la calidad de vida de las personas a través de las energías renovables”, dice el Ing. Diego Musolino, quien, junto con su colega Alejandro Loidl, creó en 2010 la Fundación Energizar.

Esta fundación también pone énfasis en el trabajo de capacitación en tecnología y energías renovables. Programan una serie de cursos dirigidos a toda persona interesada en la temática, sin necesidad de que cuente con conocimientos técnicos previos. “Buscamos brindar cursos básicos para aquel que quiere aprender, por ejemplo, cómo poner un pequeño panel solar en su terraza”, explica el Ing. Musolino. La clave de las capacitaciones está en responder a dos preguntas fundamentales: qué son las energías renovables y cómo funcionan.

Los cursos de capacitación son de 16 horas semanales. Las temáticas que se trabajan en ellos son diversas: introducción sobre energías renovables; energía solar fotovoltaica; arquitectura sustentable; energía eólica; biodigestores y biogás.

Nota:  Este artículo fue redactado en base a una publicación de Rodrigo Herrera Vegas (co-fundador de sustentator.com) en lanacion.com