Precaución: Festejar sin riesgos

Para festejar las fiestas en paz, con alegría, con salud, importantísimo es la prevención de accidentes si hacemos uso de la pirotecnia y fuegos artificiales.

El uso de pirotecnia en los festejos de recitales y fiestas navideñas provoca que todos los años, cientos de niños y adultos sufran heridas serias, que dejan secuelas para toda la vida. Entre las heridas más frecuentes se encuentran quemaduras, amputaciones de extremidades, pérdida de la vista, etc.

Los niños no deben manipular fuegos de artificio; deben mantenerse lo más lejos posible del lugar de encendido.

Es importante orientar a los niños y enseñarles cuáles son las precauciones que deben tomar para cuidarse y cuidar a los demás. La intención es que haya un cambio de actitud, no para que los chicos tengan miedo, sino para que comprendan que los riesgos pueden minimizarse o evitarse.

Los fuegos de artificio deben adquirirse en un negocio reconocido y verificar que sea solamente el material autorizado por el Registro Nacional de Armas.

Recuerde:

-Encender de a un producto por vez.

-Alejarse rápidamente a una distancia prudencial.

-Usarlo únicamente al aire libre, lejos de personas, árboles, animales, alambrados y automóviles.

-No hacer explotar productos dentro de tarros, botellas.

-Fijarse que sea pirotecnia legal autorizada.