La soledad
Tercera y Última Parte

        por:  Estela González - Profesora de Música (Piano)

Richard Strauss describe la soledad como fuente de meditación y sabiduría, en una composición libre, basada en el libro “Así habló Zaratustra” de Nietzsche.

De acuerdo con las leyendas, Zoroastro fue un mensajero de Dios; nace en Persia (hoy sería Irán), unos 1000 años antes de Cristo. Manifestaba, en conversaciones y en su manera de ser, una sabiduría extraordinaria. A los 30 años se dirige a las montañas, allí disfruta de su espíritu y de su soledad durante 10 años.

No hace falta conocer el fondo filosófico del texto de Nietzsche para disfrutar la música de Strauss, pero conocer el contexto espiritual suele hacer más profundo lo que se escucha.

La soledad es una de las pocas posibilidades que tenemos de entrar en contacto con el sentido de nuestra vida, liberarnos del atosigamiento que nos ahoga. Aprender, conocer y experimentar, no tiene fin.