La paciencia

        por la Prof.  Estela González - Docente de Música (piano)

A muchas personas se les exige que se den prisa, constantemente. La impaciencia celebra su triunfo. Se han obtenido enormes éxitos en la ciencia, la tecnología, el arte, el bienestar, pero no se ha sabido transmitir el concepto de paciencia, como condición indispensable para controlar la vida.

El mero acto de escuchar música, ya sirve para ejercitar la paciencia que hemos perdido. Observar con tranquilidad, con curiosidad, las pausas; experimentar atentamente cómo aumenta la tensión.

La vida de ciertos compositores es un verdadero ejercicio de la paciencia. Maurice Ravel sufría una enfermedad que le provocó insomnio durante años, y tampoco podía escribir con fluidez, tal es así que unía las letras, una a una, con paciencia y esfuerzo; a veces necesitaba todo un día para escribir una frase, sin embargo siempre albergó la firme esperanza de que mejoraría.  (continuará)