El sistema inmunológico

    por la  Lic. Mónica Cersósimo (Mat. Nac. 16566)

Es un sistema cuya finalidad es defender al organismo de agentes agresivos (externos e internos) por medio de anticuerpos con fundamentos genéticos, y utilizando para el reconocimiento de lo que es un agente extraño al organismo la memoria inmunológica.

La inmunidad debe estar en equilibrio para atacar en la forma adecuada todo lo que no reconozca como propio.

En pacientes con inmunodeficiencia, el virus puede llegar a matarlo.

En la poliomielitis, los virus atacan la médula espinal, pero actualmente no hay esta enfermedad porque hay vacuna.

La mayoría de los tumores o cánceres que aparecen en el organismo no progresan o abortan gracias al sistema inmune, y uno nunca supo que tuvo cáncer.

Todo lo extraño que estuvo alguna vez en el organismo es reconocido como extraño, y es atacado.

El código genético tiene pautadas todas las células que componen al organismo, por lo tanto no ataca lo que le es propio.

Sin embargo, existen enfermedades autoinmunes que son de causa desconocida. El organismo no reconoce como propias estructuras que sí le son propias, y las ataca. Tal es el caso de la artritis reumatoidea y el lupus eritematoso sistémico, entre otras.

Sin la inmunidad, no se vive.

Quizás el estrés sea uno de los factores más importantes que actúan sobre la inmunidad, porque el estrés tiene impacto sobre el sistema inmunológico, estas situaciones bajan las defensas y la gente se enferma más.

El estrés, como concepto, no es un fenómeno que podamos generalizar, porque no afecta a todos de la misma manera. Ante las mismas situaciones, distintos individuos reaccionan de diferente manera.

Cuidar la calidad de vida es cuidar la salud.