María de la Fuente

En abril cumplió 95 años esta cantante con décadas de trabajo en el tango,
llevando nuestra música a varios países, incluso a Japón.

María Luisa Mattar nació el 25 de abril de 1918, en la prov. de Río Negro.

Estudió canto y luego fue contratada por radio LU2, de Bahía Blanca. Cantó por un par de meses en Radio Prieto, y luego tuvo ocasión de trabajar en Radio Porteña.

En 1935 empieza a funcionar Radio El Mundo, cuyo primer director artístico, Pablo Osvaldo Valle ideó un conjunto de voces femeninas para que actuase como coro de los cantantes solistas del elenco de la radio y además como número artístico. El Cuarteto Vocal Ferri, así llamado porque su director era el músico Eduardo Ferri, estuvo integrado por María Angélica Quiroga, Lita Bianco, Margarita Solá, y por Mary Mater (María de la Fuente). De reemplazo a veces cantaba Chola Bosch, y el grupo enseguida consiguió éxito, pudiendo presentarse en varias salas teatrales; incluso pronto realizaron giras por países vecinos como Brasil.

Poco tiempo después, el director de la emisora El Mundo, le propuso a María desempeñarse como cantante de nuevo y definir su nombre artístico. Ya contratada, participó seis años más en esta radio, y su debut fue nada menos que como invitada en la orquesta de Julio de Caro (tocaron  el tango Buen amigo, en su versión cantada). En sus actuaciones se presentaba siendo acompañada por la orquesta de la emisora radial.

En 1940 debutó en cine, cumpliendo un papel de apoyo en “Explosivo 008”, dirigida por James Bauer. Al año siguiente le tocó participar en “Fronteras de la ley”, con dirección y libretos de Isidoro Navarro, pero ya como protagonista.

En 1943 pasa a Radio Belgrano, una de las más importantes de aquella época; interpretó tangos con la orquesta dirigida por Héctor María Artola. En 1945 aparece en la película “Santa Cándida” (1945), con la gran Niní Marshall.

En 1946 lanzó su primer disco, con el sello Odeón, cuyos directivos querían que grabara boleros y poder vender el disco por Latinoamérica, pero la cantante, muy identificada con el tango, negoció con ellos grabar los dos géneros. El disco contenía 10 temas, entre los cuales estaban los tangos “Padre nuestro” y “En carne propia”, “Tarde azul”.

Entre 1950 y 1952 grabó ocho temas para el sello TK, donde estuvo presente la orquesta de Astor Piazzolla, pero entonces volvió a ser una artista puramente tanguera. Los registros fueron “El choclo”, “Romance de barrio”, “Fugitiva”, “La misma pena”, “Loca”, “El llorón”, “Canción celestial”, “El cielo en las manos”.

En 1951 volvió a aparecer en un film, “Alma liberada”, pero no fue un éxito de taquilla. Y durante esa década cantó por Radio Splendid, acompañando a la orquesta dirigida por Francisco Marafiotti.

Viajó a Japón en 1954, para presentar la música porteña a los adeptos al tango del archipiélago asiático, que ya empezaban a ser un número interesante; viajó y cantó junto a la orquesta de Juan Canaro, que se completaba con el cantante Héctor Insúa y diversas parejas de baile. Además se presentaron frente al Emperador Shōwa, también conocido como Hirohito.

Era amiga de Francisco Rotundo, y así llegó la ocasión de grabar con él en 1957, el tema “Tata llevame pa‘l centro”. Participó en cuadros musicales de obras teatrales, realizando temporadas al lado de orquestas importantes como la de Miguel Caló.

Realizó giras por América e integró una compañía que actuó en el Teatro Comedia de Madrid. En notas periodísticas declaró que su referente era la actriz y cantante Libertad Lamarque.

Sus apariciones comenzaron a ser más esporádicas durante los años ’60. En 1963 fue acompañada por el pianista Orlando Trípodi. Sin embargo, en 1964 hizo dos grabaciones en Tokio que décadas después fueron rescatadas el sello Melopea.

En 1967 participó del 3er Festival Nacional de Tango y seguía cantando en locales nocturnos de esta ciudad y de Mar del Plata   

También realizó presentaciones en el Teatro Presidente Alvear, donde cantó con Alba Solís, Gloria Montes y Yeni Patiño, y con la performance central y destacada de la Orquesta del Tango de Buenos Aires, con dirección de Carlos García y Raúl Garello. Esta temporada duró tres meses y fue interrumpida por el cambio de gobierno. Luego fue incluida en el Teatro Nacional Cervantes por la Secretaria de Cultura de La Nación. A mediados de la década del ‘80 sufrió un problema en una de sus cuerdas vocales que la mantuvo alejada de la actividad casi 10 años, en Bahía Blanca.

En 1994 fue invitada en el programa “Siempre el Tango”, por Radio Municipal, apenas llegada a Buenos Aires. Durante esta década participó de varios canales, en Canal 9 en “Grandes Valores del Tango”, pero también en Canal 11 y el 7.

Ya recuperada, realizó dos temporadas ente 1997 y 1999, actuando con cuadros musicales en la Sociedad de Cultura de la Nación. En 1998 volvió a grabar, registrando los temas: “El último organito”, “Garras” y “Ave María”, acompañada por Hernán Possetti en el piano, Néstor Marconi en el bandoneón, Ángel Bonura en el contrabajo y Lito Nebbia en guitarra y sintetizadores. En 2002 realizó un recital en el Salón Dorado de la Casa de la Cultura de la ciudad de Buenos Aires.

En 2005 tiene un papel de apoyo en el film “12 Tangos - Pasaje de regreso a Buenos Aires”, con guión y dirección de Arne Birkenstock.

En 2008, con las cantantes Nina Miranda, Elsa Rivas y la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto presentaron el espectáculo “El retorno de las cancionistas” en Harrods, donde cantaron sus temas más exitosos evocando las épocas de esplendor del tango. También participó en los festivales de Tango de Buenos Aires y de La Falda.

Celebramos los 95 años de una cantante con tanta historia en el tango.