La estatua de Francisco ya puede visitarse en la Catedral

En conmemoración del Día del Pontífice, la Ciudad vivió el sábado 29 de junio una jornada de celebración, en la que hubo acciones solidarias y momentos de oración por Francisco.

Con el lema “Buenos Aires con el Papa reza por la Iglesia y con la Iglesia reza por el papa”, la arquidiócesis primada, que Jorge Bergoglio gobernó pastoralmente desde 1998 hasta su elección pontificia el 13 de marzo último, preparó esta jornada dedicando una semana a rezar por las intenciones del sumo pontífice.

Una de los puntos destacados de la jornada fue la colocación de una estatua de Francisco en tamaño real, que ya pueden visitar los turistas. Está realizada en fibra de vidrio y resina por el artista Fernando Pugliese, y está en los jardines del patio contiguo al templo porteño, junto a una imagen de la Virgen de Luján.

Los jóvenes coparon las estaciones del subte porteño, el medio de transporte que acostumbraba utilizar el religioso para desplazarse desde la curia hasta las periferias de la Ciudad, para recoger las intenciones de los usuarios y entregarles estampas con una oración.

Desde las cabeceras de las seis líneas de subterráneos, llegaron hasta la Plaza de Mayo para encontrarse con una réplica de la Cruz Peregrina de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ-Río 2013), y desde allí ingresar a la catedral metropolitana, donde hubo un espacio de reflexión sobre temas recurrentes del Papa: el perdón, la oración y el envío.

El presbítero Mario Miceli, responsable de la Vicaría de Juventud, destacó que la fiesta fue “para celebrar y revivir lo que ocurrió hace poco con la elección, la alegría que nos dan sus gestos y saberlo bien nuestro”.

En la red social Twitter también hubo una movida 2.0, invitando a un compromiso solidario hacia los más necesitados, abandonados y enfermos, bajo la consigna “Yo a @Pontifex_es le regalo…”. Esa denominación es la cuenta, la identidad, del Pontífice en twitter en español.

El obispo de San Isidro y excolaborador de Bergoglio en Buenos Aires, monseñor Oscar Ojea, difundió una carta que le envió el Papa en la que expresa qué se siente al ocupar la Cátedra de Pedro. “Es tanta la paz que de movida me doy cuenta de que no es propia, que es un regalo y esto lo sentí desde el primer momento…es un regalo de Dios”, confesó en la misiva.

Durante ese fin de semana se realizó la colecta por la Jornada Mundial de la Caridad del Papa, cuyo lema es “La caridad no tiene límites”, y su recaudación se destina a ayudar a personas y poblaciones en dificultad, siguiendo las intenciones de Francisco.

fuente:  www.noticiasurbanas.com.ar  (30 junio)