Cuidado con los alimentos que contienen aditivos no convenientes para la salud

En los alimentos hay sustancias químicas que pueden ser responsables de enfermedades como el cáncer, alergias y otras alteraciones importantes para la salud. Algunos de estos aditivos alimentarios son utilizados como conservantes o edulcorantes.

El benzoato de sodio es una especie de sal que está contenida en muchos alimentos de manera natural, como en las manzanas, arándanos y ciruelas. Pero es utilizado en forma masiva como producto químico añadido, en pequeñas cantidades, a los alimentos, con el objeto de preservarlos frescos; también en bebidas gaseosas.

El glutamato monosódico es utilizado para el jamón curado, el queso, la salsa de anchoas, de tomate, de soja, etc. El exceso del consumo de glutamato monosódico puede provocar retención de líquidos, que puede conducir a hipertensión o a cálculos renales.

El nitrato y nitrito de sodio son usados en la elaboración de derivados cárnicos por su acción antimicrobiana y por su efecto curante sobre esos alimentos. Se añade a las salchichas, embutidos para aumentar la vida útil, el color y el sabor.

Los edulcorantes como aspartamo, acesulfame K, sucralosa, sorbitol, trubia, sacarina, son utilizados en las bebidas Light; debido a su dulce sabor engañan al cuerpo y producen adicción por largos períodos de tiempo. Un estudio demostró que el exceso en la ingesta de aspartamo puede causar ciertos trastornos mentales, así como comprometer el aprendizaje y el funcionamiento emocional.