En busca del equilibrio

Técnicas para prevenir
la falta de equilibrio

por:  Mili Medina (Centro Natural para la Buena Salud) *

¿A qué le llamo equilibrio? A la capacidad de sentir el aire dentro del cuerpo, de poder pasarlo de una pierna a la otra sin doblar el eje central que me conecta con cielo y tierra, naturalmente y sin generar tensiones que bloqueen el paso del aire.

La práctica armoniza las energías dispersas y en continua ebullición, conectando y equilibrando los tres centros, de los pensamientos, emociones y cuerpo físico, manteniendo un flujo natural de energías de tierra y cielo, (yin y yang) viviendo conectado con las energías naturales.

¿Por qué perdemos el equilibrio? ¿Cuáles son los síntomas que nos llevan a perder el equilibrio?

Mareos, dolor de cabeza, contracturas, tortícolis, problemas de vista, vértigo, “me da vuelta la cabeza”, “miro para arriba y me mareo”, “me levanto de la cama y me mareo”, “el miedo a caerme me pone mas rígido”.

El cuello está duro, la columna tensa y no se puede doblar, ¡la cintura no gira para ningún lado! Por si acaso ¡no me muevo! A ver si me caigo... ¡Cada vez me muevo menos y estoy peor! No me puedo concentrar, no tengo memoria...

Amigos, tenemos tantos nervios y miedos que nos olvidamos de RESPIRAR. En el acto de RESPIRAR entra “el alimento” (como alimento entra a la panza) que mueve todos los músculos, activa la circulación, regenera células, mantiene activos y funcionando todos los órganos, y el sistema nervioso central naturalmente. El continuo masaje muscular en el acto de inspirar y exhalar no deja “aire estancado” en ningún lugar. Todo circula y se renueva. Teniendo en cuenta que la persona es un todo, los pensamientos, las emociones afectan directamente en el cuerpo físico. Pensamientos positivos lo sanan, negativos lo enferman, emociones negativas lo enferman, positivas le dan vida.

Para tener equilibrio y buena salud ¿qué deberíamos hacer? Equilibrar las energías internas.

Llevando la respiración con el pensamiento por cada parte del cuerpo desde los pies a la cabeza y de la cabeza a los pies. Si además imaginamos que ese aire es puro natural, sin contaminación, ¡mejor!!, si además pensamos que también hacemos pasar agua fresca y pura por todo el cuerpo, ¡mejor!!

Hacemos una limpieza constante de nuestro cuerpo, fortaleciéndolo aumentando las defensas, ablandando lo rígido, fortaleciendo lo débil.

Si aprendemos a RESPIRAR entramos en sintonía con la naturaleza, vivimos en continuo equilibrio físico- energético. Ocupando el tiempo en disfrutar la vida intensamente no tengo tiempo en pensar de qué me puedo enfermar.

Pongan una música suave, que los eleve, miren al cielo, al océano, al sol, a las estrellas, a la luna, al verde del pasto fresco, a las aves haciendo formas de tai chi en el aire, a los eucaliptos, araucarias, pinos y las montañas...y RESPIREN... imaginen los perfumes, los sonidos... los colores...

¡Que sean fuertes , sanos y alegres!!  ¡Que estén bien!!

Y una vez que estén bien ayuden a otros a estar bien naturalmente.

Los espero para ayudarnos entre todos a mantener el equilibrio.

* Mili Medina:

Chi Kung, I Chuan ,Tai Chi Chuan  -  Instructora de la
Asociación Ta Chen  -  Masoterapeuta
y  Agente multiplicador para mejorar la Calidad de Vida