Importancia de leer las etiquetas de productos alimenticios

Cuando estamos comprando productos alimenticios es importante leer las etiquetas, para conocer el contenido y de esa manera seleccionar los que se adaptan a nuestro estado de salud.

En las etiquetas deben constar los números de R.N.E y de R.N.P.A. Según lo establecido en el Código Alimentario Argentino (CAA), los productores, elaboradores y fraccionadotes tramitan el RNE (Registro Nacional de Establecimientos); es una constancia de que la empresa ha sido inscripta en ese Registro.

En cada producto también se incluye el número de R.N.P.E. que es el certificado que las autoridades sanitarias de cada jurisdicción otorgan para cada producto alimenticio o de suplementos dietarios.

Las etiquetas traen la información nutricional del producto: grasa total, grasa saturada, colesterol, sodio, carbohidratos, azúcares, proteínas, vitaminas, etc. También detallan los ingredientes del producto; aquí debemos prestar atención a cuáles ingredientes podrían afectar nuestro estado de salud: sodio en caso de hipertensión, grasas en caso de obesidad, colesterol, etc.

Las etiquetas informan sobre contenido de conservantes, edulcorantes, colorantes, aromatizantes. También suelen informar si hay nutrientes que han sido agregados, por ejemplo, leche enriquecida.

Fundamental es verificar la fecha de elaboración y de vencimiento, y las instrucciones para su conservación.

Por qué conviene remplazar el arroz blanco por el arroz integral

El arroz blanco, o arroz refinado, se produce se produce a partir del arroz integral, el cual es sometido a un proceso de refinado que le retira la capa exterior y el germen; éste es rico en vitaminas del grupo B.

El arroz integral permanece menos tiempo en los intestinos y sus restos son evacuados totalmente, gracias a la cáscara del arroz. Tiene menos riesgo de diabetes que el consumo de arroz blanco.