Exámenes médicos preventivos

Los exámenes médicos se realizan para encontrar una enfermedad antes de que comiencen los síntomas; en esa primera etapa es cuando resulta más fácil de tratar, porque tiene mejores chances.

Entre los principales exámenes citamos los siguientes: mamografía y Papanicolaou (en las mujeres), colonoscopía, análisis de sangre, densitometría, tacto rectal (éste en hombres), ecografía, biopsia.

Las pruebas que se necesitan dependerán de la edad, el sexo, los antecedentes familiares y si hay factores de riesgo para algunas enfermedades.

Veamos a continuación algunas enfermedades que podemos prevenir con determinados exámenes médicos.

Cáncer de mamas. Las probabilidades de tener un cáncer de mama aumentan a medida que una mujer envejece.

Los factores de riesgo incluyen: antecedentes familiares, sobrepeso, terapias de reemplazo hormonal, uso de pastillas anticonceptivas, consumo de alcohol, no tener hijos o tener el primer hijo después de los 35 años, tener mamas densas.

Los síntomas del cáncer de mama pueden ser la presencia de un bulto en la mama, un cambio de tamaño o forma de la mama, o secreciones por el pezón.

El autoexamen y la mamografía ayudan a diagnosticar el cáncer de mama precozmente, cuando es más tratable.

En los hombres es muy poco frecuente el cáncer de mamas.

Cáncer de cuello uterino. Este cáncer es causado por el virus del papiloma humano (VPH). Se contagia por contacto sexual. El cuerpo de la mayoría de las mujeres es capaz de combatir la infección de VPH, pero algunas veces el virus conduce a un cáncer.

El médico puede encontrar las células anormales con una citología vaginal o Papanicolau (Pap), que es un examen de las células del cuello uterino bajo un microscopio. Si se encuentran algunas células anormales, se hará una biopsia.

Hacerse Pap periódicamente permite detectar y tratar cualquier problema antes de que se convierta en un cáncer.

El cáncer del colon afecta tanto a hombres como a mujeres. Si se detecta anticipadamente, con frecuencia es curable.

Es más común en las personas mayores de 50 años de edad y el riesgo aumenta con la edad. Se está más propenso a presentar un cáncer colorrectal con una dieta rica en grasas. Si hay antecedentes familiares o personales de cáncer colorrectal, si hay colitis ulcerativa, se debe realizar el estudio.

Es posible no presentar síntomas en sus inicios, de modo que las pruebas de detección son importantes; todas las personas mayores de 50 años de edad deben someterse a un estudio para descartar el cáncer colorrectal.

La colonoscopía es el método que se usa para detectarlo.

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) en la sangre están muy altos.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas serios, como: lesiones en los ojos, los riñones y los nervios. La diabetes también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales e incluso la necesidad de amputar un miembro. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, la llamada diabetes gestacional.

Un análisis de sangre puede mostrar si hay diabetes. El ejercicio, el control de peso y respetar el plan de comidas puede ayudar a controlar la diabetes.

La presión arterial. La hipertensión no suele tener síntomas y puede causar problemas serios, tales como derrames cerebrales, insuficiencia cardiaca, infarto, e insuficiencia renal.

Debe controlarse con frecuencia la presión arterial, mantener hábitos de vida saludables y, de ser necesario, complementar con medicamentos.

El colesterol es una sustancia de tipo grasosa, que existe naturalmente en todas las partes del cuerpo. El cuerpo necesita determinada cantidad de colesterol para funcionar adecuadamente, pero el exceso de colesterol en la sangre, combinado con otras sustancias, puede adherirse a las paredes de las arterias; esto se denomina placa, las cuales pueden estrechar las arterias e incluso obstruirlas.

Los niveles de colesterol tienden a aumentar con la edad. Puede provocar enfermedades cardíacas.

Las probabilidades de tener un nivel de colesterol alto aumentan si hay antecedentes familiares, sobrepeso o consumo excesivo de comidas grasosas.

El aumento de colesterol no suele tener signos ni síntomas. Se detecta con un análisis de sangre.

La osteoporosis debilita los huesos y aumenta la posibilidad de fracturas. Cualquier persona puede padecer osteoporosis, pero es más común entre mujeres de edad avanzada. Casi la mitad de todas las mujeres y una cuarta parte de los hombres mayores de 50 años pueden padecer osteoporosis.

Un examen de densidad mineral ósea (densitometría) es la manera de controlar la salud de los huesos. Para mantener huesos resistentes consuma una dieta rica en calcio y vitamina D, practique ejercicios y no fume.

Cáncer de próstata. La próstata es una glándula que se encuentra debajo de la vejiga de los hombres y produce el líquido para el semen. Este tipo de cáncer es raro en hombres menores de 40 años. Los factores de riesgo de desarrollarlo incluyen: tener más de 65 años y antecedente familiar.

Los métodos para detectar el cáncer de próstata son: palpar la próstata a través de la pared del recto (tacto rectal); haciendo un test específico llamado antígeno prostático específico (PSA, por sus siglas en inglés). Otros exámenes incluyen ecografías, rayos X y una biopsia.