Digiterapia Bio-Secuencial
(Energética China)

                por:  José Knaphais (Médico especialista experto)

Para hablar de la Digiterapia debemos referirnos a la Medicina China.

En primer término me referiré a la Filosofia y a la Historia de la misma en segundo  término, en tercer término a sus Leyes, Procedimientos y Aplicación y por último a la Ejemplificación.

La Medicina China data de varios milenios, y sus principios son básicamente simples: mantener la persona en equilibrio energético. Los chinos consideran que, si una persona tiene equilibradas las funciones de sus órganos, se encuentra en un Estado de Salud. Lo contrario es enfermedad.

Ahora, según la Filosofía China , el mundo es Yin-Yang, y los 5 movimientos naturales de las estaciones, es decir, Primavera, Verano, Fin de Verano, Otoño e Invierno. Acotemos ahora que la Tierra es Yin y el Cielo es Yang. Es decir que lo más material es más Yin y lo menos material es más Yang. Por ejemplo, la Tierra es el Yin Máximo y el Rayo es el máximo Yang. El hombre vive entre el Cielo y la Tierra y es influenciado por las variaciones cósmicas como el Viento, Calor, Lluvia, Sequedad, Frío, y variaciones telúricas como Inundaciones, Terremotos, Erupciones Volcánicas, Incendios, Magnetismo terrestre, etc.

Además, peligra por las guerras, hambrunas, epidemias, etc.

Todos los factores mencionados pueden romper el equilibrio de la salud humana y producir enfermedades o muerte. Las funciones vitales del ser humano se mantienen gracias a sus Órganos Internos, que son 5 órganos Yin, principales macizos: Hígado, Corazón, Bazo, Pulmón, Riñón y 5 órganos Yang, secundarios huecos: vesícula Biliar, Intestino Delgado, Estómago, Intestino Grueso, Vejiga. Los órganos Macizos y los Huecos deben estar equilibrados entre sí, por lo que se consideran como órganos acoplados que son: Hígado con la Vesícula Biliar , Corazón con el Intestino Delgado, Bazo con el Estómago, Pulmón con el Intestino Grueso, Riñón con la Vejiga. Cada órgano Macizo es sendamente sensible a una de las energías: viento, calor, humedad, sequedad, frío, que, en caso de ser excesivos, perturban su Equilibrio Energético y Funcionamiento Biológico. Para curar hay que restablecer el equilibrio alterado que puede ser de los órganos entre sí, o con el exterior. Recordemos que los sentimientos y estados de ánimo influyen sobre los órganos y, viceversa, los órganos influyen sobre los sentimientos; se suele decir: “Mi Corazón se alegra de verte”.

Los 5 órganos principales son los encargados de administrar diferentes regiones del cuerpo. El hígado se ocupa de producir la sangre y sus componentes, el corazón se ocupa de los vasos sanguíneos y también de la sangre. El hígado canaliza la ira, el corazón canaliza la alegría, el amor, y administra la inteligencia; es muy saludable pensar con el corazón porque los malos pensamientos son como un bumerang: vuelven a uno y pueden socavar la salud. El bazo, unido al páncreas, mantiene los líquidos dentro de su lugar, a la vez que se ocupa de la grasa del cuerpo y de la figura; él distribuye y contiene; de él depende la capacidad de reflexionar y la aptitud para las matemáticas; el pulmón se ocupa del aire y de los líquidos y canaliza la ansiedad y la angustia; el riñón cuida los huesos y la médula, el largo de la vida, la fertilidad y el sexo, el miedo; de él depende la capacidad de decidir y de procrear, cuantifica la vida. El riñón y las glándulas adrenales se conceptúan como una unidad conjunta en la Medicina China al igual que el bazo con el páncreas. La tiroides y las paratiroides, igual que el timo, se integran al Canal Energético de los Tres Metabolismos (Triple Función).

Los órganos macizos se comunican energéticamente entre sí y se pasan el caudal de la Energía Vital en la estación correspondiente. Así, el hígado que corresponde a la primavera le pasa su energía en el principio del verano al corazón; éste a su vez se la pasa al bazo al final del verano; el bazo se la transmite al pulmón al comienzo del otoño y el pulmón se la transmite al riñón al comienzo del invierno y por ultimo el riñón se la transmite al hígado al comienzo de la Primavera. Este es el ciclo Anual de la Energía. Pero hay un ciclo energético diario que hace circular la energía en las 24 horas a través de todos los órganos, tanto los macizos como los huecos e influye sobre la salud. Por ejemplo la hora buena del corazón es entre las 11 y 13  del día y su hora mala es entre las 11 de la noche hasta la 1 de la madrugada y se deben evitar los esfuerzos en esta fracción de las 24 hs.

Cada órgano, aparte de comunicarse entre sí, comunica con el exterior mediante ciertas partes del cuerpo llamadas Depresiones o “HSUEH” o puntos energéticos de acupuntura, por los cuales intercambian su Energía con el Cosmos y permiten el acceso interno para equilibrar al enfermo. El conjunto de los “HSUEH” de cada órgano forman Canales de Energía llamados “JING” (Mal llamados “Meridianos).

Los procedimientos de actuar sobre los HSUEH y los JING pueden ser diferentes; entre ellos están los masajes, golpeteos, calentamiento con conos de Artemisa, estimulación eléctrica, la Fitoterapia China , la Acupuntura China , la Dietética china, los Tonos y otros más con diferentes nombres; también está el TAI CHI, CHI KUNG, y la Digiterapia. Todos se aplican según las leyes y principios de la Energética Médica China .

Cada método tiene sus Indicaciones, Contraindicaciones y Prohibiciones. Por ejemplo en Acupuntura existen HSUEH cuya Punción está formalmente prohibida y otros cuya moxibustión es proscripta.

Existen otras prohibiciones no menos importantes que se deben conocer y respetar, son como las “reglas del tránsito”, para evitar accidentes. Ahora vienen las formas de razonar ante cada caso para determinar el Correcto Tratamiento.

Los principios de la Medicina China son generales, y los métodos pueden ser diferentes; se seleccionan de acuerdo a las circunstancias y el conocimiento del médico tratante; luego están los resultados que confirman lo acertado del tratamiento.

En la China antigua el fin no era tratar a enfermos, sino mantener sanas a las personas sanas antes de que se enfermen, mediante Control y Tratamiento Preventivo Periódico.