Respirar bien
Qué importante para la salud y para sentirse fuerte

por:  Mili Medina - Instructora de la Asociación Ta Chen

¿Por qué recomiendan aprender técnicas respiratorias? 
El primer acto que hacemos al nacer es respirar. Es natural, no hay que pensarlo, se hace solo. Pero la forma acelerada en que vivimos hace que el acto respiratorio sea insuficiente.

Hay diferentes formas de respirar. Para meditar, para tener mucha energía como para un arte marcial, para sobrevivir. Para mantener el equilibrio energético debemos hacer las dos primeras. Ambas mandan el aire al abdomen y desde allí va para todo el cuerpo. La tercera es la respiración mínima sin conciencia, la que NO llega a oxigenar todo el cuerpo, por eso se va deteriorando, adormeciéndose o atrofiándose. Es como un alimento que no llega a todos los rincones que tiene que llegar.   
Con la respiración le damos al corazón el ritmo deseado de sus latidos, de sus bombeos, por consiguiente el impulso  para que la sangre circule por todo el cuerpo, por cada célula, músculo, órganos...Si cuando el aire entra silencioso lo mandamos al bajo vientre, entra más, los músculos del abdomen se expanden, y cuando sale del mismo se contraen. Imaginen ese trabajo de expansión y contracción que va masajeando todos los órganos, activando su funcionamiento naturalmente. Además de tonificar los abdominales sin endurecer y sin contracturar el cuello. Mejora todo: Circulatorio, digestivo, respiratorio, sistema nervioso central, urinario, tensiones… el diafragma baja y sube, el aire con la sangre y la energía recorren el cuerpo de pies a cabeza, evitando que se adormezcan los brazos, las piernas, los pies, la cara… asma, arritmias, acv, epilepsia, capacidades diferentes... problemas de conducta... Las “luces” y la memoria llegan a la cabeza. ¿Quieren tener más memoria? ¡RESPIREN!  ¿Están deprimidos? ¡RESPIREN!  ¿Les bajaron las defensas? ¡RESPIREN! ¿Les duele la panza? RESPIREN... ¿Aprietan los dientes y duelen las mandíbulas? RESPIREN ANTES DE ACOSTARSE 10 MINUTOS. Si tu problema es que quedás dormido y al rato te despertás... hacé lo mismo, ponete a respirar, mandando el aire a la panza, y dulces sueños. 

Pero ojo: la respiración se debe hacer consciente, estando DESPIERTOS, en lo posible levantados, no acostados porque da sueño, y si te quedás dormido no podés seguir tu ejercicio respiratorio. De tanto practicar, al final se hace natural, haciendo que el cuerpo se fortalezca, siendo más resistente a las enfermedades y a las tareas cotidianas. 

Prueben tres semanas, todos los días, después me cuentan.

¡Que sean fuertes! y también aprendan a relajarse. Esto es lo que nos dan las continuas prácticas de Tai Chi Chuan - Chi Kung - e I Chuan. Wushu: Honorables Artes Marciales Chinas internas. 
¡Que estén bien!

Mili Medina
Instructora de la Asociación Ta Chen
Agente multiplicador para mejorar la calidad de vida
En busca del equilibrio, Centro Natural para la Buena Salud