El día de los cuatro Papas

La Ciudad del Vaticano vivió una jornada histórica el domingo 27 de abril, cuando millones de católicos en el mundo presenciaron cómo el sumo pontífice Francisco y el papa emérito Benedicto XVI presidieron la ceremonia de canonización de Juan XXIII y de Juan Pablo II, una fecha que será recordada como “el día de los cuatro papas”.

Fue un momento inédito para la Iglesia , así como también fue la primera eucaristía celebrada por dos pontífices juntos, y la primera vez que se proclaman santos a dos papas en una misma ceremonia de canonización. Y, obviamente, que el papa Francisco y su predecesor Benedicto XVI coincidieron en la ceremonia.