Aprendamos a disfrutar de la vida

        por la Lic. Mónica Cersósimo – Psicóloga (M.N. 16566)

No hay una receta mágica para disfrutar de la vida, pero... ¿qué nos está pasando que nos cuesta tanto disfrutar?

¿No sabemos? ¿No tenemos tiempo para pensarlo? ¿Creemos que no lo merecemos? ¿No nos queremos?

La respuesta depende de cada uno, y por lo tanto no podemos generalizar, y tiene que ver con la concepción que cada uno tiene de la vida.

No importa que no sepamos aún cuál es el motivo que nos impide disfrutar, pero lo que sí debemos saber es que el día para empezar es HOY.

Sólo necesitamos decidirnos, porque el disfrutar proviene de nuestro interior, de nuestro propio deseo, es una cuestión de actitud frente a la vida.

Además de disfrutar de nuestras vacaciones, de los momentos de ocio y de los encuentros con nuestros seres queridos, más allá de todo esto, está el día a día y cada momento del día.

Para disfrutar debemos darle a la vida su sentido, de acuerdo al momento que nos toca vivir.

Con esto quiero decir que todo lo que hacemos puede proporcionarnos cierto disfrute.

Lo cierto es que de por sí el ser humano tiene la capacidad de poder disfrutar de lo que hace, de lo que proyecta, de sus logros, etc... sin embargo, a veces no tiene la habilidad para desarrollar esa capacidad.

El mundo nos puede abrumar, las noticias nos pueden preocupar, el trabajo nos puede agotar, y muchas otras cosas que provienen del afuera pueden invadirnos de manera tal que quedamos atrapados en una serie de cuestiones que no nos permiten disfrutar, pero cuando el deseo de disfrutar está en nosotros, debemos explorar en nuestro interior para encontrar las pequeñas cosas que nos pueden dar felicidad y que nos permitan vivir con alegría.

>Vivamos y disfrutemos el hoy, porque el pasado no se puede cambiar, y el futuro aún no llegó.

>De lo más simple surge lo más hermoso.