Hadronterapia para tratamiento oncológico

La radioterapia es uno de los tratamientos clásicos contra el cáncer, que por medio de fotones ataca a las células tumorales, aunque también afecta a las células sanas, produciendo numerosos efectos secundarios en los pacientes.

Dentro de los avances en radioterapia oncológica se cuenta con la hadronterapia.

Los hadrones, otro tipo de partículas, evitan los efectos secundarios, ya que la hadronterapia es un bombardeo con haces de protones o de iones que consiguen depositar la energía en el lugar adecuado de una forma más exacta, sin que la energía se disperse afectando también a células sanas.

Esta técnica es muy reciente y muy cara. Se aplica en hospitales muy avanzados; se emplea con pacientes en unos 30 ó 40 hospitales de países como Estados Unidos, Japón, Alemania, que sólo tratan a unos pocos miles de pacientes y para tumores muy específicos.

El mecanismo de liberación de energía de los hadrones ocasiona una gran cantidad de fracturas en los enlaces químicos presentes en las macromoléculas biológicas, especialmente del ADN; éste tiene la capacidad de auto-repararse; pero si el número de enlaces rotos es excesivo, pierde su función de auto-reparación y las células permanecen inactivas y mueren.

En la radioterapia convencional el daño del ADN es modesto. Por el contrario, en la hadronterapia con iones de carbono, el número de fracturas permite la destrucción incluso de tumores radio-resistentes a la terapia convencional.

El conjunto de estos beneficios comporta una eficacia destructiva notable sobre los tejidos biológicos, por lo que el tumor debe ser posicionado con un grado de precisión milimétrica, o sea aún mas riguroso que en la radioterapia convencional.

Para un efectivo tratamiento con hadrones se utiliza un acelerador de protones y/o iones que produzca una serie de haces de partículas (por ejemplo el acelerador circular llamado sincrotrón) y un sistema de transporte del haz a la sala de tratamiento.

Es importante precisar que, siendo ésta una terapia relativamente nueva, las indicaciones consolidadas son todavía limitadas solamente a determinados tumores.