¿Qué hacer si se infecta un piercing?

Cada mes se realizan miles de tatuajes y piercings. Uno de los riesgos que se corre es sufrir infecciones, sangrado o inflamación en la zona en cuestión. Para prevenir, y saber qué hacer, lo mejor es informarse.

Los piercings en el lóbulo nasal suelen causar problemas infecciosos. En el 20% de los casos se ha tenido que retirar el pendiente de la nariz, según datos de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

¿Qué hacer en caso de infección?

Dado que las infecciones son uno los riesgos más comunes que se corren al perforarse el cuerpo, es importante que no ignores las señales de alerta.

Por ejemplo, si tienes el piercing en el ombligo y notas que esta zona está caliente, inflamada; hay dolor, enrojecimiento, mal olor, pus amarillo o verdoso y hasta fiebre, es momento de tomar medidas.

1. Si sospechas de infección, no es necesario que trates de quitarte la pieza, a menos que el médico lo indique, ya que puedes lastimarte.

2. Lava con jabón antibacterial la zona afectada, la limpieza es esencial para tratar las infecciones. No uses alcohol o agua oxigenada porque resecan o irritan la piel. Seca perfectamente con una toalla limpia.

3. Si notas que hay pus e inflamación, coloca una compresa caliente en el área infectada, cuando se haya enfriado seca la zona en cuestión. Así reduces los síntomas.

4. Consulta con tu médico en cuanto identifiques las señales de infección, sobre todo si presentas fiebre o náuseas. Los síntomas pueden empeorar sin tratamiento.

5. Aplica un gel o crema antibiótica y refuerza la protección con antibióticos orales que el médico te recete.

Fuente: www.salud180.com