Chi Kung, Tai Chi Chuan, Salud y Deporte    

Por Mili Medina - Centro Natural para la Buena Salud

Para explicar el significado de Chi Kung, voy a citar algunas palabras del libro “Energía y Autocuración” del Gran Maestro Tung Kuo Tsao, Bazterrica y Bisignani.

Chi: energía, Kung: adiestramiento. Técnica respiratoria tradicional destinada al entrenamiento de la energía vital. Tiene más de 3000 años, y fue destinado a conservar la salud.

Hay dos tipos de Chi Kung: para la salud, el individual, y el que utiliza un terapeuta especializado para curar.

“El Chi Kung individual es de gran importancia en el fortalecimiento de la salud, en la prevención y cura de las enfermedades. Se benefician pacientes con todo tipo de neurosis, úlceras gastroduodenales, enfermedades cardíaco-coronarias, hipertensión arterial, enfermedades respiratorias y en general todas aquellas patologías relacionadas con el estrés”.

Se practica a través de ejercicios con movimientos, ejercicios estáticos, o ambos juntos; “Todos requieren del ejecutante que: regule su respiración, relaje completamente el cerebro y concentre toda la atención”.

Hay variadas posturas, estáticas como la de abrazar un árbol, o como una estaca, o en movimiento imitando diversas acciones de la grulla. Se trata de ejercicios respiratorios que combinan movimientos externos con calma interior.

“Este ejercicio respiratorio sirve para mantener una quietud absoluta, inhibir, regular, equilibrar el sistema nervioso central, reforzar la circulación sanguínea y mejorar el proceso del metabolismo”.

Se sabe que una respiración agitada corresponde con un estado de ánimo ansioso, mientras que una respiración lenta y profunda es expresión de un estado de calma.

Continúa diciendo: “El incremento de la cantidad total de aire pulmonar que se moviliza con cada respiración y la mejora en la función pulmonar de oxigenación de la sangre, aumentan consecuentemente la llegada de oxígeno a todo el organismo. Este hecho beneficia a los tejidos y células, por lo que: aumenta la resistencia corporal, disminuye la fatiga ante el esfuerzo y mejora la fisiología orgánica. Los movimientos respiratorios amplios y profundos realizan un verdadero masaje de los pulmones, del corazón, de los órganos abdominales (mejoran la digestión y la circulación de retorno) y del cerebro (en la inspiración aumenta la presión intra-torácica, lo que incrementa la presión venosa y la del líquido cefalorraquídeo). En espiración el proceso se invierte por lo que las presiones bajan. Verdadero masaje cerebral. “Muchos son los beneficios que se obtienen, el bienestar, el disfrute, hace que cada vez desees practicar más, hasta que se funde con uno mismo”.

“Para aquellos que suponen que les resultará imposible, es importante que tengan presentes las enseñanzas de Lao Tse (Capítulo 64): Un árbol corpulento, con un tronco de gran diámetro que dos personas no pueden rodear con sus brazos, se desarrolló y creció a partir de una pequeña semilla”.

En cuanto al Tai Chi Chuan y Chi Kung, salud, deporte: dice: “Va demostrando la importancia del Tai Chi Chuan que a diferencia de otras gimnasias o deportes clásicos produce:

Flexibilizar las articulaciones, disolver los bloqueos crónicos, restaurar el libre flujo energético, mejoramiento de la circulación sanguínea, mayor libertad en la expulsión del aire, aumento de la resistencia corporal, disminución de la fatiga a los esfuerzos, mejora el metabolismo.” Como también en Arteriosclerosis, diabetes...

En resumen, el Tai Chi Chuan-Chi Kung se constituye en una gimnasia sana y terapéutica que conserva la salud y ayuda a la curación de distintas patologías.

Mi experiencia como jugadora de voley fue: una vez que aprendí estas técnicas, cambié la entrada en calor tradicional, y así nunca más me lesioné, y pude controlar las hernias de disco, haciendo mi vida normal.

¡¡Qué beneficioso sería que se incorporara dentro de las escuelas, hospitales, clínicas, trabajos, clubes...!! Oficializando, incluyendo en las cartillas médicas las prácticas. Ya están archi-probados sus beneficios.

¡Que estén muy bien!        Mili Medina