Es urgente mejorar la alimentación
Por los grandes y por los chicos.
Para tener una vida más fuerte y plena

            Por Mili Medina - Centro Natural para la Buena Salud

Hola a todos. Les cuento que mi oficio es mejorar la calidad de vida con métodos naturales. Desde la gimnasia terapéutica, los ejercicios respiratorios, posturales, la auto-defensa, desde el Tai Chi y el Chi Kung, y también propicio crear hábitos saludables de tomar sol, alimentarse saludablemente, sin crear dependencia a los medicamentos, y mantener lejos a enfermedades que nos van limitando una vida plena de posibilidades de ser feliz.
Publico notas en las revistas donde hago publicidad, y en mi facebook. Este último tiempo me llega información, no de que en la casa no hay comida. Esto lo digo no sólo en los continuos casos de violencia, o de falta de contención familiar. Por ejemplo, me lo que me contó personal jerárquico de un colegio: los chicos llegan al colegio sin desayunar, en el recreo comen un alfajor o papas fritas, ese es su desayuno... ¿y qué habrán comido a la noche? Tal vez es moda que, ante el dolor por una vida de angustias, se flagelen para distraer el dolor mayor.
La insuficiente alimentación hace eso. DESEQUILIBRA. Las neuronas si no tienen el alimento, se atrofian, no sólo se vuelven locas. Y así los chicos no entienden lo que se les dice, no aprenden. Sumado al desamor, que en este caso lo primero que piensan se "para qué vivo". El resto del cuerpo también está débil, porque en vez de darle la mejor nafta le damos la resaca del tanque de la estación de servicio. Todos los días así, ese es el problema, que esa situación es todos los días igual, o muy parecido, y no "de vez en cuando". ¿Cómo creen que funciona? El cuerpo se va apagando, en vez de brillar desde adentro hacia afuera y mostrar sus dones potenciados por el amor y el desarrollo de la práctica y el incentivo de familia, amigos, maestros.
Propongo difundir hasta que en las escuelas, en todas las escuelas, den alimentos sanos en los recreos. Frutas, legumbres (tomates), ensaladas multicolores, licuados con agua, frutas y semillas. Que los kioscos-chatarra, las grasas, adictivas y ensuciantes, se cambien por esta alimentación URGENTE. No hay más tiempo que perder. Que sólo un día a la semana se pueda vender lo que hay ahora. ¡Cómo puede ser que se tiren tantos kilos de naranjas por no cosecharlas o por lo que sea! ¡No hay temor de Dios! Él es bueno pero... ¡no se puede hacer eso, habiendo tanto hambre alrededor! ¡La naturaleza también ve eso! y la próxima cosecha no será igual. La naturaleza comparte, no es mezquina.
Quienes puedan hacer llegar estos cambios (sugeridos pero urgentes) a las personas que deciden en instituciones, que por favor lo acerquen, porque el beneficio es para niños y también para los adultos.
Me ofrezco a ir a distintas escuelas o dependencias para informar a los alumnos, o maestros de esta simple forma de alimentarse. Capacitar a la gente y así llegar más rápido a ver los beneficios.
Lo siguiente es ideal para jóvenes y adultos que no tienen tiempo y desean alimentarse mejor. Los músculos, el cerebro, los órganos, todo el organismo lo va a agradecer.
Yo comparto el pensamiento del Licenciado en nutrición Néstor Palmetti, quien dice que lo que se interpreta como una descompostura o diarrea, a veces es justamente que estamos ayudando al cuerpo a depurarse sacando hacia fuera lo que tiene que salir, y que cuando el cuerpo se liberó, ese estado de "descompostura" se corta solo.
La manzana regula, cuando se oxida es astringente.
¡¡Podríamos evitar tantas enfermedades!! ¡Y tantas desgracias! Por falta de alimentación adecuada ¡¡el sistema nervioso central también se deteriora!! El deterioro del hígado y la vesícula pone a la gente violenta, depresiva, obsesiva, malhumorada, cansada... no rinde en los trabajos, no rinde suficiente en la escuela. No se cura sacando nada, sino limpiando y no ensuciando más. Creando hábitos alimenticios.
¡Se come tan mal! Sólo mirando el color de la piel de la cara, y las palmas de las manos, nos damos cuenta del estado de "ensuciamiento" interno. No es lo mismo llenar la panza que alimentarse.
No hace falta ser cocinero para alimentarse bien, sólo falta el conocimiento, porque no se enseña mucho, no se tiene muy claro que comer un tomate así no más, o una banana, o manzana, es mejor que comer un alfajor.
Cada vez somos más los convencidos que la alimentación es fundamental para crecer equilibrados.
No debemos vivir con una enfermedad crónica, porque no tenemos por qué tenerla toda la vida. No está bien pensar que si tomo un remedio zafo, porque me permite seguir con esa mala costumbre que me mantiene enfermo, porque va a llegar el momento que los medicamentos no alcanzan, y entonces ya es muy tarde para cambiar.
En las escuelas debería haber venta de frutas más que de golosinas, grasas y dulces. De licuados nutritivos, de frutas bien combinadas con AGUA, no gaseosas, ni jugos, que "ensucian" el organismo, engordan y no alimentan nada. Que tengan sabor a frutas no quiere decir que tenga fruta. Además, no se puede guardar una fruta más de media hora pelada o cortada, para que mantenga sus propiedades. Con hambre o desnutridos no se puede aprender nada. También se hace muy difícil el trabajo, todo se vuelve más costoso y riesgoso para el cuerpo.
¿Qué debemos hacer para no enfermarnos?
Mover el vientre todos los días, sí o sí.

Tomar líquidos calientes, tibios, jugos de frutas y licuados de frutas y vegetales, comer semillas y frutas secas, hierbas naturales en el mate (o "como te", o sea convertidas en infusión), hacer deporte, hacer rutinas en el agua climatizada, pileta, ejercicios respiratorios, meditación, Tai Chi , Chi Kung, tomar sol en las horas recomendadas, hacer actividades sociales que nos resulten placenteras, descansar lo suficiente (aunque no de más), desarrollar los dones naturales, estudiar (no importa la edad), tener objetivos que realizar, soñar despiertos, proyectar el futuro y lo que se desea hacer, hacer el bien, ayudar a otros porque la energía positiva vuelve multiplicada.
Es la mejor manera de ayudarte.
(Continuará)
Nota de la Redacción de Revista AquíDEVOTO:
En la Segunda Parte, la autora empezará a dar interesantes opciones de alimentación muy sana, empezando por ricos licuados.