Cómo enfrentar la separación conyugal cuando hay hijos

    Por la Lic. Mónica Cersósimo - Psicóloga (M.N. 16566)

Atravesar por una situación de separación o divorcio suele ser muy difícil, más allá del motivo que haya ocasionado la separación.

Si bien se alivian momentos de tensión, no dejan de producirse desajustes emocionales y cambios en la vida personal y familiares la mayoría de los casos.

Cuando la ruptura se produce en una pareja que tiene hijos, la situación se torna más compleja y se deben extremar los cuidados en función de la buena salud mental de todos, ya que no sólo los adultos, sino también los niños deben aprender a afrontar la situación.

El momento de hablar con los hijos es cuando ya tienen la decisión tomada. Luego deben escucharlos para dar respuestas claras a lo que ellos no entiendan. La información que se da será de acuerdo a la edad de cada niño.

El momento preciso es uno, y debe ser tomado de común acuerdo por ambos padres. Es importante que los dos participen de la conversación.

Negar la realidad sólo genera confusión y angustia, por no saber lo que está pasando.

Algunas pautas para tener en cuenta

>Los hijos deben tener muy en claro que la separación no es por culpa de ellos, sino porque mamá y papá lo necesitan porque no se llevan bien.

>Escucharlos y aliviar sus preocupaciones.

>Mantener las rutinas diarias
>Hacer acuerdos y mantenerlos respecto de la educación de los hijos.

>No hacer participar a los niños de los sentimientos personales respecto de la separación.

>No involucrar a los hijos en situaciones conflictivas ni utilizarlos como mensajeros.

La vida familiar cambia

La vida familiar no se rompe, sino que cambia y pasa a ser una familia distinta. La situación afecta a todos, especialmente a los niños, que estaban acostumbrados a vivir con sus dos padres.

Luego de la separación, los padres vivirán en casas separadas para no confundir a los hijos, pero estarán presentes en los momentos importantes de la vida, y también si llegaran a tener algún problema de salud, porque los niños deben saber que cuentan con ambos padres.