Dolor de espalda

    Nota tomada del facebook de CEMEV (Centro Médico Evangélico)

Los dolores de espalda recurrentes suelen aparecer como consecuencia de los malos hábitos posturales. Estos dolores aparecen tanto en personas jóvenes como en mayores. No importa el sexo ni la edad. 
Las razones son varias: el desgaste de los discos, el desgaste de sus articulaciones o por los hábitos de las personas tales como sedentarismo, sobrepeso, cargas tensionales, etc. 
Los dolores de espalda que son completamente prevenibles son aquellos que resultan de los malos hábitos de los pacientes. Por eso, es importante cuidar la espalda desde temprano para evitar problemas que pueden empeorar a futuro con la edad.


POSTURAS CORRECTAS
Uso de la computadora:  la pantalla debe estar a la altura de los ojos y no más abajo. Las muńecas al tocar el teclado, no deben doblarse. Esto se logra colocándolo a una altura adecuada y logrando que los codos formen un ángulo de 90ş. Es importante que los hombros permanezcan relajados, evitando contraerlos.
Al estar sentados:  la silla debe tener una altura que permita que la persona apoye completamente los pies en el piso. Además, debe estar sentado lo más atrás posible de la silla, esto significa, no en la punta y apoyar la columna firmemente contra el respaldo.
Tareas domésticas:  al barrer o al pasar la aspiradora es necesario tener en cuenta el instrumento que se utilice, ya que es importante que la longitud del mismo, sea la suficiente como para evitar que el cuerpo se incline hacia adelante.