> GRANDES DE LA CULTURA ARGENTINA

Horacio Salgán y sus 100 años

Horacio Adolfo Salgán cumple 100 años el 15 de junio, pues nació en esa fecha de 1916, en la Ciudad de Buenos Aires. Pertenece a una antigua y distinguida familia afroporteña, con orígenes en épocas de la colonia.
Empezó a estudiar el piano desde niño, y alrededor de los 15 años ya tocaba en los cines de barrio acompañando las matinées (años del cine mudo), para ayudar a su familia. Pronto también tocó en orquestas de baile, para casamientos, etc. Cuando cumplió los 18 fue fichado por Radio Belgrano, y tocaba como solista. 
Luego hizo lo mismo en otras emisoras, y también trabajó como acompañante de cantantes e integrando orquestas de varios géneros. Fue acompañante del dúo folclórico Martínez-Ledesma y en ese rol tuvo como predecesores en el instrumento a otros dos importantes pianistas: Enrique "Mono" Villegas y Carlos García.
Fue descubierto por Roberto Firpo, director de una destacada orquesta típica de la época, quien contrató a Salgán para su orquesta. Ese mismo año, 1936, debutó como arreglador de la orquesta de Miguel Caló.
A fines de 1942 realizó su primera grabación (en la compañía discográfica RCA), y en 1944 convocó a varios músicos de tango para crear su propia orquesta. Lo despidieron de Radio Belgrano y luego también del sello RCA porque consideraban que su orquesta sonaba "rara" (con demasiadas disonancias) y su cantante Edmundo Rivero cantaba "mal" (con ritmo demasiado sincopado). No quedaron registros de esa primera orquesta, ni de los primeros tangos con Edmundo Rivero. Su orquesta duró hasta 1947. A partir de ese momento, Salgán se dedicó a componer y a enseñar, y en 1950 regresó con una nueva orquesta.
Algunas obras de los años cincuenta utilizaban disonancias cuidadosamente estudiadas, y tenían instrucciones para los cantantes de su formación para que no coincidieran sincrónicamente con el ritmo de la orquesta. Esto hacía que sonara demasiado "de avanzada" para el gusto de la mayoría de los amantes del tango.


En 1950, sale publicado un disco titulado "Para fanáticos solamente" que en el Lado A lleva dos temas interpretados por Ástor Piazzolla y en el Lado B tiene el tango"A fuego lento", que se convertió en uno de los temás más célebres de Salgán.
En 1957 conoció a Ubaldo de Lío. Este músico iba a presenciar cuando Salgán tocaba en el local "Jamaica", y luego se quedaban tocando juntos. Así nació una muy especial relación entre pianista y guitarrista, que se mantuvo durante más de 40 años.
En 1960 formó y dirigió el Quinteto Real, cuyo objetivo era crear tangos instrumentales diseñados más para escuchar que para bailar. Esa primera versión del quinteto estaba integrada por Horacio Salgán en el piano, Enrique Mario Francini en violín, Pedro Laurenz en bandoneón, Ubaldo de Lío en guitarra, Rafael Ferro en contrabajo (luego remplazado por Omar Murtagh).
Entre los años 1970 y 1971 trabaja en colaboración con otro eximio pianista: Dante Amicarelli. Esa experiencia única en la vida musical de Salgán quedó plasmada en dos discos LP, "Dos virtuosos del piano", de 1970 y "El bosque mágico", que en la era de los CD se reeditaron pero a modo de antología en un solo compact bajo ese binomio, Salgán-Amicarelli).
En 1970 tocó en el Lincoln Center (de Nueva York) y en 1972 en el Teatro Colón (de Buenos Aires). En 1973 grabó, junto su Nuevo Quinteto Real y al cantante Miguel Montero el disco "Los cosos de Buenos Aires", con letras de Roberto Lambertucci. Participaron de ese nuevo quinteto, los consagrados músicos Antonio Agri, en violín y Leopoldo Federico en bandoneón. 
En 1976 estrenó el "Oratorio Carlos Gardel", con letra del poeta Horacio Ferrer. Utiliza los elementos usuales de un oratorio: orquesta, coro, recitante y solistas, y contiene ritmos de tango, zamba, milonga campera y malambo.
Entre los pocos registros fonográficos cantables que quedaron de su orquesta, hay temas con los cantores Roberto Goyeneche, Horacio Deval, y también algunos con Edmundo Rivero y Ángel "Paya" Díaz.
En casi ochenta años como profesional (desde 1930), compuso o arregló unas 400 obras. 
En 1998 actuó en "Tango, no me dejes nunca", película dirigida por el español Carlos Saura, haciendo de sí mismo como parte del Nuevo Quinteto Real (una nueva versión del grupo que lideró en los años 70). Llegó a ser nominada al Oscar en el rubro Mejor película extranjera.
En 2005 recibió el Premio Konex de Brillante al mejor músico popular de la década en la Argentina, otorgado por la Fundación Konex.
Actuó con su orquesta en la película documental "Café de los maestros" (2008) dirigido por Miguel Kohan y en el álbum "Café de los Maestros" Vol. 1 y 2 (2005), en el que registró "A fuego lento" y "La llamo silbando".
Su última actuación ante un público masivo fue en 2010, en el marco de los festejos por el Bicentenario argentino, el 25 de mayo de 1810 en plena avenida Nueve de Julio (C.A.B.A.). Allí tocó por última vez junto a su amigo y compañero de décadas en el Quinteto Real, Ubaldo de Lío (1929-2012).
En octubre de 2015 se estrenó en los cines la película documental "Salgán & Salgán", en el que la directora Caroline Neal realiza un singular reflejo del reencuentro y relación entre Horacio Salgán y César Salgán, padre e hijo. Para quienes les interese la música, la figura, el estilo de Salgán, resulta recomendable, y hasta podría decirse imprescindible.

 

Fuente:  www.wikipedia.org
Esta nota se suma (y de algún modo complementa) a la que en Revista AquíDEVOTO hemos publicado en JUNIO 2005 y que puede leerse en internet:
www.acercandolosbarrios/junio05/horacio-salgan_89junios.htm