Consejos para dejar de fumar sin subir de peso

Nota proveniente del facebook del Centro Médico Evangélico:   CEMEV CEMEV

En ausencia del tabaco, aumenta el estrés y la ansiedad y se trata de calmar los nervios comiendo más de lo debido. Esta ingesta aumentada es, en general, con alimentos hipercalóricos y muy poco nutritivos.
¿Significa esto que no conviene dejar de fumar porque vamos a engordar? NO. 
Lo más importante es entender que hemos dejado de fumar y que como efecto sustitutivo, no cambiemos el tabaco por la comida sino por otra actividad que nos distraiga pero que no nos haga daño.
La clave es apartar la mente del deseo de fumar, pero sin comer de más. Un buen baño e inmersión con sales, la lectura de un libro que nos atrape, la conversación con amigos, una buena película, un recital, cantar, bailar, hacer trabajos manuales, dibujar, pintar, tejer, hacer jardinería, que nos mantenga las manos ocupadas en remplazo de nuestro antiguo acompañante, el cigarrillo.

Dra. Patricia Rubinstein - Médica especialista en Nutrición y obesidad