Los femicidios y su terrible recurrencia

La mujer no es objeto que se compra y se tira

La mujer no es objeto que se compra y se tira

Una mujer es a quien amamos, nuestra vieja querida, la hija que tanto miedo nos provoca cuando tarda en volver, nuestra abuela de la sabiduría.

La mujer no es propiedad nuestra. No es un objeto que se compra y que puede tirarse.

¿Que nos está pasando a los hombres? ¿No comprendemos que si pensamos que es infiel, o que realmente lo es, lo que debemos hacer es decirle "que Dios te ayude" y dejarla? La violencia física es un límite al que no se debe llegar.

Este nivel de cobardía y de salvajismo de andar matando mujeres es inaceptable.

En general muchas mujeres, por vergüenza o por temor, no le cuentan a nadie que son víctimas permanentes de estos salvajes. Ocultan sus sufrimientos. Les da mucho pudor confesar la verdad. Hasta se preguntan si no son ellas las culpables, llegan a pensar que por su culpa el golpeador pasa de ser un ángel a ser un demonio.

La mujer, como ser humano que es, no tiene por qué sufrir una vida insoportable por causa de la violencia, sea ésta física o psicológica.

Toda persona que sea víctima de violencia de género, puede llamar al teléfono 144, durante las 24 horas. Es el número para pedir ayuda y orientación. Quienes conozcan a alguien que sea víctima de violencia de género, es conveniente que le pase el dato, que se difunda.