Los proyectos que el Pro quiere
aprobar antes de fin de año

Cada vez que se acerca fin de año, la agenda legislativa se acelera. El oficialismo porteño se encarga de imprimirle una rapidez poco habitual al tratamiento de proyectos de ley que quiere aprobar a toda costa. Iniciativas que considera, por distintos motivos, imprescindibles para la gestión del Gobierno o de la política interna.

Este año no es la excepción. La particularidad que se da ahora se centra en una ley que el Gobierno de Rodríguez Larreta considera trascendente para la historia de la Capital Federal: la ley de Seguridad Pública, que permitirá la puesta en funcionamiento de la nueva Policía de la Ciudad de Buenos Aires. Pero además, se trata de una ley integral, que abarca toda la cuestión de la seguridad ciudadana.

La necesidad de poner en funcionamiento la policía hizo que el proyecto fuera enviado a la Legislatura, casi al mismo tiempo en que llegó al Palacio Legislativo el Presupuesto 2017.

A fin de año, suele tratarse el presupuesto, por eso era necesario que el proyecto de la nueva ley de seguridad saliera antes. El viernes 4/11 el proyecto de ley consiguió el dictamen favorable de las comisiones de Seguridad, Justicia y Presupuesto.

El proyecto se tratará en la sesión del jueves 17/11. Entre esa fecha y la última sesión de diciembre, el Pro presentará varias iniciativas que quiere que sean aprobadas este año. Son proyectos que quieren dejar convertidos en ley antes de la aprobación del Presupuesto 2017. Esa orden partió del propio jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, hacia el bloque de legisladores del Pro, que encabeza Francisco Quintana.

Los temas son los siguientes: la aprobación en segunda lectura de la Villa Olímpica, de la urbanización de la Villa 20, el cambio de traza de la Autopista Ilia y el Parque de la Estación.

A esos temas, se suman la Ley 104 de Acceso a la Información Pública (un proyecto del Gobierno de la Ciudad), el Código Electoral de la Ciudad, el Estacionamiento Medido y el Distrito Joven. Este paquete de proyectos, también incluía al shopping Caballito, pero luego de la audiencia pública y de la oposición de los vecinos, el tema se pospuso para el año que viene. Porque además, el discutido proyecto para el nuevo shopping en Caballito no consiguió apoyo de bloques opositores y tuvieron que retirarlo un vez más.

El tratamiento del Estacionamiento Medido, englobado en una ley ambiental, también puede ser ríspido, porque varios sectores se manifestaron en contra, o pidiendo que acoten el alcance (el proyecto estipula multiplicar por tres la cantidad de calles del Microcentro por donde no podrán circular los automotores en días hábiles y en horarios laborales, y contempla que en un tiempo el 40% de las cuadras porteñas tengan el nuevo sistema de estacionamiento medido, con tarifas diferenciadas para residentes). Por ejemplo, un grupo llamado Garagistas Autoconvocados del Centro calculan que 6 trabajadores por garage quedarían sin trabajo, además de que otros rubros de la zona del microcentro también serían afectadas.

Por último, existe un tema que promete una fuerte discusión en el recinto: los endeudamientos que están incluidos en el Presupuesto 2017, y que seguramente serán cuestionados por la oposición.

La agenda legislativa del Pro está cargada y los tiempos se acortan. Todo dependerá de las negociaciones políticas con la oposición, como sucedió siempre.

Fuente: www.noticiasurbanas.com.ar