La soledad

por la Lic. Mónica Cersósimo – Psicóloga (M. N. 16566)
 

Soledad quiere decir estar sin acompañamiento de persona alguna.

Cuando alguien vive en soledad, puede ser por elección propia, por no tener familia presente o por falta de vida social.

El hombre es un ser sociable por naturaleza: nace, crece y se desarrolla dentro de una sociedad.

Cuando la soledad es por elección se puede disfrutar de la misma pero, cuando la privación de la compañía es impuesta desde algún lugar, puede afectar al individuo y ser percibida como algo desagradable.

Cuando la soledad pasa en las distintas situaciones de la vida, especialmente en lo emocional, se debe recurrir a la ayuda de un profesional.

Cuando la soledad es por elección

Es bueno saber de algunas de las ventajas de estar solo y poder aceptar y tolerar esa soledad.

Aunque generalmente se considera a la soledad como algo que no es bueno a nivel emocional, es cuando más nos acercamos a nosotros mismos, y cuando mejor nos comprendemos.

Es por eso que cuando sólo tenemos como compañía a nuestros pensamientos es cuando mejor nos entendemos.

En ocasiones, cuando estamos dentro de un grupo pasamos a ser uno más, y nos olvidamos de nosotros.

Es interesante todo lo que podemos observar cuando estamos en soledad. Nuestros paseos son puro placer, y podemos contemplar el paisaje y el cielo y disfrutar de ese momento que es único e irrepetible.

Para todo esto debemos aprender a querernos. Esto nos fortalecerá emocionalmente y aumentará nuestra autoestima.

También se puede hablar de soledad en compañía, porque quien se siente prisionero de su soledad no puede disfrutar de estar acompañado.

La soledad puede ser nuestra amiga o nuestra enemiga. Todo depende de cada persona en particular y de lo que cada uno elija para su vida.

No olviden que siempre hay alguien dispuesto para ayudar.