Mamografía: a qué edad comenzar a hacerla

Material encontrado en el facebook de CEMEV - Centro Médico Evangélico

Las nuevas recomendaciones de la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer reavivan el debate: ahora aconsejan hacerse la primera mamografía a los 45 años.

Las recomendaciones de la Comisión Especial de Servicios Preventivos de Estados Unidos (USPSTF, por su nombre en inglés) son: empezar con la mamografía a los 50 y repetir el examen cada dos años. En Argentina, el Instituto Nacional del Cáncer (INC) coincide con eso, y aconseja hacerse el estudio hasta los 70 años (la USPSTF, hasta los 74 años). Las nuevas recomendaciones de la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer (ACS por su sigla en inglés) se acercan más a esta indicación.

En cambio, las entidades científicas locales, como la Sociedad Argentina de Mastología (SAM), coinciden con los colegios de Radiología y de Obstetricia y Ginecología y con la Sociedad de Imágenes Mamarias de los Estados Unidos. Todos aconsejan que la mayoría de las mujeres empiece con el control anual a los 40 años.

"No coincidimos con la postura actual de la ACS, quien hasta hace poco manejaba las mismas guías que la SAM", sostuvo el vicepresidente de la sociedad, Federico Coló. Desde la SAM recomiendan que las mujeres "con exámenes clínicos normales sin antecedentes familiares de cáncer de mama" se hagan una mamografía de base entre los 35 y 37 años. Servirá como "imagen de referencia para el control mamográfico de rutina" que la entidad recomienda hacer anualmente desde los 40 años."

En las pacientes con antecedentes fuertes (familiar directo, madre, hermana) se recomienda la mamografía 10 años antes de la edad de detección del cáncer del familiar más cercano. Esto, por lo general, es a los 30 años", agrega Coló, que también es director médico del Instituto Alexander Fleming.

La presidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), Florencia Perazzo, aseguró que siempre existirán lineamientos a seguir en la medicina, pautas mínimas con respaldo científico para la mayoría de los casos. Pero consideró que también "siempre existirán grupos de pacientes que por sus características anatómicas o sus antecedentes tengan indicaciones personalizadas".

También señaló que "la medicina avanza hacia la atención personalizada basada en la evidencia". "Como en todo, en la medicina también hay un equilibrio entre los costos, los beneficios y los riesgos, equilibrio que es muy difícil de evaluar".

Fuente: La Nación