La mayor parte del SODIO se consume
de manera involuntaria

Información que encontramos en el perfil de facebook de CEMEV
(Centro Médico Evangélico)

"Si bien cada año hay más información al respecto, muchos alimentos todavía tienen sal añadida, incluso aquellos que no necesariamente tienen gusto salado, como helados, gelatinas, galletas y premezclas".
Esto genera un exceso de consumo en un marco dónde la reducción de gramos en el consumo de sal por día, podría evitar unas 6.000 muertes al año en nuestro país." Dr. Sebastián E. Obregón, Director del Consejo Argentino de Hipertensión Arterial (SAC)

Leer las etiquetas al momento de efectuar la compra puede generar una notable diferencia en el consumo diario, debido a que dicho mineral es usado frecuentemente como conservante. Incluso el agua tiene sodio. Si nos remitimos a los dos litros de agua recomendados por día, el aporte de aguas con alto contenido de sodio podría alcanzar los 328mg por día, mientras que el de las bajas en sodio 20mg al día.

Debemos estar atentos y prestar atención a la lectura general de los productos que consumimos. Se recomienda comprar y elegir la siempre la opción con el menor contenido de sodio posible.

La imagen puede contener: texto y comida

 

   Fuentes EXCESIVAS y PROCESADAS  
Recomendación: EVITAR / MINIMIZAR

100 gramos de Jamón de cerdo (o paleta) contiene 600 a 1000 mg de sodio
1 cucharada de salsa de soja contiene 20 mg de sodio
1 lata de atún en agua contiene 400 mg de sodio
1 agua saborizada (botella chica) contiene 340 mg de sodio
1 bebida deportiva (botella chica) contiene 420 mg de sodio
Comida congelada y sopas instantáneas: contienen de 600 a 1000 mg de sodio
Media cucharadita de sal contiene 1150 mg de sodio

   Fuentes NATURALES de sodio  
Recomendación: INCLUIR

1 taza de remolacha contiene 70 mg de sodio
100 gramos de pechuga de pollo contiene 75 mg de sodio
1 taza de espinaca cocida contiene 148 mg de sodio
1 taza de apio contiene 85 mg de sodio
4 claras de huevo contienen 219 mg de sodio
100 gramos de camarones contienen 150 mg de sodio

 

Fuente:  Ciencia y Salud – La Prensa