Datos útiles sobre Alimentación

  La calabaza  

Se le da el nombre de calabaza a distintas variedades, tales como calabacín, anco, calabacita, zapallito coreano, cayote, chilaca, zapallo italiano o zucchini, etc.

La información científica actual, confiable y consistente, muestra el importante beneficio que produce la ingesta de calabaza en nuestra salud.

La calabaza y el calabacín son muy ricos en sales minerales, particularmente fósforo y calcio, por lo que son muy convenientes para casos de raquitismo, caries de los dientes y en enfermedades de los huesos.

Son laxantes, digestibles y estimulan la buena función intestinal y se aconseja en estados febriles y durante el embarazo. También tiene excelentes propiedades terapéuticas en enfermedades agudas del aparato digestivo, especialmente en inflamación de intestinos, fiebre tifoidea y disentería.

Estimula la función del páncreas ayudando a regular los niveles de azúcar en sangre. Colabora en la eliminación de mucosidades en los pulmones, bronquios y garganta. Ayuda a fortalecer el sistema inmunitario por su riqueza en antioxidantes.

El zumo de calabaza es laxante y un buen desintoxicante del cuerpo.

Su elevado contenido en betacaroteno y alfacaroteno disminuye el riesgo frente al cáncer de próstata y enfermedades cardiacas.

La calabaza contiene tres de las sustancias vegetales de mayor acción anticancerígena comprobada: betacaroteno, vitamina C y fibra vegetal; no es fácil encontrar en un solo alimento estos tres elementos de gran eficacia preventiva contra los tumores.

Contenido nutricional de la calabaza: gran fuente de potasio (entre 140 y 360 mg, según variedad), vitamina C, betacaroteno (entre 450 y 2060 mg, según variedad), proteínas, magnesio, fósforo, ácido fólico. En menor cantidad contiene vitaminas E y B1. Calorías entre 12 y 40, grasas entre 0,1 y 0,4).

Es importante su contenido en fibra soluble. A ello se debe que cuando consumimos puré de calabaza o la servimos cocida como acompañante de cualquier plato, produce un efecto saciante sobre el apetito.

Por su bajo aporte en calorías y grasas, es un alimento recomendado en dietas de pérdida de peso; colabora eliminando líquidos retenidos y regulando el azúcar de la sangre, despareciendo así la ansiedad frente al dulce.

Las semillas de la calabaza tiene propiedades antiparasitarias.

Tiene uso externo como refrescante en estados febriles, aplicando tajadas crudas sobre el vientre y las axilas.

Compota con calabaza: Partir calabaza en trozos pequeños y poner en 1 litro de agua, añadir 1 manzana picada y 6 orejones; hervir durante 15 minutos hasta que se logre una papilla, luego aplastada con tenedor; el agua debe evaporarse y el puré quedar espeso. Consumirla en desayunos y comidas.