Datos útiles sobre Alimentación

    La pera  

Son digestivas, depurativas, remineralizantes, diuréticas y sedantes. También aportan beneficios en algunas enfermedades vasculares degenerativas, común en ancianos.

Resulta una fruta ideal para los niños; su contenido en calcio los ayuda a crecer sanos y fuertes, fortaleciendo sus huesos. También es excelente para las embarazadas.

La pera es muy apreciada por sus propiedades nutritivas y su delicado sabor e ideal para regímenes, por contener vitaminas B1, B2 y B3, que regulan el sistema nervioso y el aparato digestivo; fortifican el músculo cardíaco; protegen la piel y el cabello y son esenciales para el crecimiento. Contiene también vitaminas A y C, es rica en minerales como calcio, fósforo, magnesio, hierro, azufre, silicio, sodio y potasio.

Por otra parte tiene bajo valor calórico, cerca de 53 calorías por cada 100 gramos de fruta. El contenido de fibra mejora la digestión y mantiene los músculos intestinales en forma; aunque la mayoría de la fibra de la pera se encuentra en la piel y en las semillas.

Tiene propiedades astringentes, por lo que es apropiada en caso de diarrea. Por su suave efecto diurético, es útil en caso de retención de líquidos.

La pera favorece una dieta sana y equilibrada; se emplea como fruta de postre, en mermelada, en compota, asada al horno, como guarnición acompañando a muchos platos.

Resulta una fruta recomendable para el seguimiento tanto de dietas infantiles como de dietas de protección gástrica y adelgazamiento, por el bajo índice de calorías que presenta.

Su ingesta instantes previos a la comida facilita un mayor aprovechamiento del valor energético y nutricional.

Por su abundancia de potasio, su consumo conviene a quienes toman diuréticos que eliminan potasio.

Dado su carácter ligeramente astringente y anti inflamatoria, secan y desinflaman la mucosa intestinal, por lo que el consumo de peras bien maduras resulta eficaz en caso de diarrea y otros trastornos digestivos (estómago delicado, gastritis, úlcera).

Además, por su bajo contenido de hidratos de carbono y en sodio y alto en potasio, resulta muy recomendable para quienes sufren de diabetes, hipertensión arterial o afecciones cardiovasculares.

Existen cerca de 30 variedades de peras diferentes alrededor del mundo, de diferentes colores, texturas y sabores.

Para su conservación, las peras deben guardarse, liberadas de envoltorio plástico, en lugar fresco, seco y protegido de la luz; y retirar las que presenten roturas, para que no estén en contacto con las sanas. Pueden guardarse hasta tres días en la parte baja de la heladera.