Datos útiles sobre Alimentación

   La quinoa  

La quinoa es un cereal que los incas y luego nuestros nativos del norte lo tenían entre sus alimentos principales. Contiene un equilibrio de proteínas y nutrientes más apropiado al ideal para los humanos que cualquier otro alimento; posee los 10 aminoácidos esenciales, lo que lo hace un alimento muy completo y de fácil digestión; tiene un excepcional balance de proteínas, grasa, aceite y almidón. También es rica en hierro, calcio, fósforo y vitaminas y es pobre en grasas.

De proteínas su grano tiene entre 16 y 23%, más del doble que cualquier otro cereal. Fue seleccionado por la NASA para alimento de los astronautas.

No contiene gluten, lo que lo hace apto para celíacos.

Su grano es blando, sabroso y muy digestivo. Los granos se tuestan y con ellos se produce harina. También pueden ser cocidos, añadido a las sopas, usados como cereales, pastas e inclusive se le fermenta para obtener cerveza o chica, bebida tradicional de los pueblos andinos.

Los granos de quínoa deben lavarse bien y dejar en remojo toda una noche; luego se lava varias veces y se cocina sin sal.

Sus granos se consumen como el arroz y sus hojas se utilizan como acelga o espinaca, crudas o cocidas.

La harina de quinoa se emplea para enriquecer harinas de panificación en la elaboración de galletas, barras de cereal, tartas, fideos, rebozados, alimentos para niños etc. Puede utilizarse como relleno para empanadas.

El grano de quínoa se vende envasado como grano seco, harina y en varios tipos de pastas y productos farináceos.

La FAO y la OMS la califican como un alimento único por su altísimo valor nutricional, que puede sustituir notablemente a las proteínas de origen animal.