Datos útiles sobre Alimentación

  La remolacha  

La remolacha pertenece al grupo de los tubérculos y raíces. Es muy rica en azúcar, más asimilable que el azúcar de caña. Entre las variedades se destacan la remolacha roja y la remolacha blanca; esta última se destina a la producción de azúcar.

Entre las propiedades nutricionales de la remolacha se destacan los siguientes nutrientes (la cantidad de los nutrientes corresponde a 100 gramos de remolacha):

calorías 46,1 kcal. - grasa 0,10 g. - sodio 58 mg. - fósforo 45 mg - calcio 17 mg - hierro 0,91 - potasio 407 mg - carbohidratos 8,38 g. - fibra 2,58 g - azúcares 8,38 g - proteínas 1,56 g - calorías 46,10 kcal - vitamina A 1,83 ug - vitamina C 10 mg - Vitamina B3 0,32 mg.

No contiene colesterol.

Nuestro cuerpo usa las proteínas de la remolacha para construir los tejidos que forman nuestros músculos. Estas proteínas también son útiles y necesarias para mantener nuestros músculos ya que son un aporte adecuado de proteínas, como las que proporciona la remolacha, nuestra masa muscular se debilitaría y reduciría paulatinamente.

Propiedades curativas de la remolacha. El zumo de remolacha es un constructor de las plaquetas de la sangre, así como un transportador de oxígeno. Es poderoso neutralizante de ácido del organismo y tiene un efecto laxante.

El hierro es de la mayor importancia en la formación de los glóbulos rojos de la sangre, y produciendo energía. Proporciona también un buen suministro de cobre, de modo que contiene los dos poderosos elementos para enriquecer la sangre: hierro y cobre.

Se ha llegado a recomendarla para tratamientos relacionados con la estimulación del sistema inmunológico.

Las hojas de la remolacha se consumen y se preparan de la misma manera como se hace con las espinacas y tienen una fuente invalorable de betacarotenos, hierro y calcio en ellas.

Otro de los contenidos destacados es el potasio, que ayuda a regular el ritmo del corazón en todo momento, así como a mantener una presión arterial en los parámetros adecuados a cada organismo y también a fortalecer el funcionamiento del sistema nervioso.

Sus contenidos de minerales, nutrientes y de vitamina C, calcio y hierro la convierten en el alimento ideal como reconstituyente del organismo y para la prevención de enfermedades.

Pero además, la remolacha está considerada como un alimento que se destaca por su alto contenido de folato, el cual permite evitar la anemia debido a que mantiene en muy buen estado las células de todo nuestro organismo.

Su consumo se da hirviendo la remolacha y combinándola en ensaladas o acompañadas de tubérculos, pero también se puede ingerir en jugos que en la mayoría de casos son complementos de otros ingredientes como la zanahoria o alguna fruta.