Datos útiles sobre Alimentación

   La soja  

La soja es la más completa de las legumbres porque contiene todos los aminoácidos esenciales y la cifra es superior a la de las carnes: 100 g de soja contiene 36 g de proteína, mientras que la carne contiene 20 g ; la soja contiene grasa en más de 18% del total y la mayoría es poliinsaturada (omega 3 y omega 6, muy beneficiosa para la salud cardiovascular.

Su riqueza en grasas y otros nutrientes la hace una de las legumbres más energéticas y completa a nivel nutricional por su riqueza en proteínas de alta calidad.

Tiene elevado aporte de fibra, que previene y ayuda el estreñimiento. Posee carbohidratos en un 15% de su composición.

Comparando con otras legumbres, la soja aporta mayor cantidad de calcio, hierro, magnesio, potasio y fósforo. Contiene isoflavonas, que alivian los síntomas de la menopausia, reducen riesgo de enfermedades cardíacas, protegen contra los problemas de la próstata.

Brotes de soja. Corresponden a los tallos y raíces tiernas de la soja y poseen mayor cantidad de vitaminas, minerales y enzimas. Por su escaso aporte calórico se recomienda en las dietas para adelgazar.

El organismo asimila muy bien las proteínas de los brotes de soja, por lo que se aconseja a las personas con problemas de digestión lenta. También se recomienda para regenerar la flora intestinal y en casos de anemia.

 

Omega-3 = grasa buena, de origen animal

 

Los ácidos grasos omega-3, o sea grasa insaturada, constituyen grasa buena y de efecto beneficioso pues mejoran la salud cardiovascular, con disminución de arritmias y prevención de muerte súbita.

La enfermedad cardiaca produce cada 26 segundos un evento en algún lugar del mundo; estamos ante la primera causa de muerte a nivel global. Por ello la Fundación Cardiológica Argentina recomienda la ingesta de omega- 3 a 4 veces por semana a quienes cuenten con antecedentes de insuficiencia cardiaca; y mínimo a 2 veces semanales a quienes no. Es conocido que el consumo de pescado proporciona omega-3 y cuanto más graso sea el pescado, mejor; entre los más grasos: arenque, jurel, lisa, palometa, pez limón, atún, gatuzo.

Los pescados semi grasos son: anchoa, besugo, caballa, congrio, cornalito. Y los menos grasos son: merluza, bacalao, lenguado.

Los ácidos grasos omega 3 se encuentran en un reducido número de alimentos, hecho que puede favorecer su deficiencia nutricional y predisponer al desarrollo de ciertas enfermedades.

Otra fuente de omega-3 son las semillas de chia, que se consigue en Casas con productos de Dietética y Herboristería (al natural o molidas) o en farmacias (su aceite en cápsulas).